Archivos

La higiene es uno de los factores más importantes para la salud de los animales de una instalación ganadera. La suciedad que hay en las granjas contiene principalmente materia orgánica que puede atraer a insectos y humedad que puede generar hongos en el lugar en el que habita tu ganado.

Las tareas de limpieza de naves ganaderas son diferentes en función del tipo de instalación y cuidados específicos que necesiten tus animales. Hoy nos centramos en el ganado equino y te contamos cómo puedes limpiar los caballos de tu granja y algunos consejos para la higiene de sus cuadras.

Limpieza de los caballos

Lo primero que debes tener en cuenta a la hora de cuidar de un caballo es el espacio en el que va a vivir, la cuadra debe ser segura y lo suficientemente amplia para que el animal se sienta cómodo. Más adelante explicaremos cómo limpiar de manera adecuada este espacio, pero ahora nos centramos en la limpieza de los animales.

Para limpiar los caballos debes tener en cuenta el momento adecuado para bañarlos. La frecuencia del baño depende de la cantidad de ejercicio que realice el animal, si tu caballo no realiza ejercicio puedes bañarlo una vez a la semana para eliminar los restos de polvo y suciedad acumulados. Si, por el contrario, tu caballo realiza muchas actividades, es recomendable limpiarlo tras el ejercicio para quitar el sudor y refrescar al animal. Si el caballo está acelerado, lo mejor es hacerle caminar un rato para que se tranquilice antes del baño.

El primer paso para limpiar a un caballo es llevarlo a un lugar fuera de la cuadra. No se recomienda limpiar a los caballos dentro de su caballeriza porque dejaría el espacio húmedo y podrían aparecer hongos y bacterias que afectasen a tu animal. Una vez que has encontrado el sitio, amarra a tu animal y elimina los restos de polvo y lodo de su piel con un cepillo.

Después tendrás que remojarlo por completo, puedes utilizar una manguera que incluya un pulverizador de agua para realizar esta tarea. Debes hacerlo con cuidado, empieza por las patas y ve avanzando hacia la parte superior.

Una vez mojado, aplica un champú especial para caballos o un jabón neutro que evite irritaciones en la piel del animal.  Debes aplicar el producto en todo el cuerpo y dar masajes circulares para crear espuma, se recomienda utilizar guantes para distribuir el champú. Limpia con cuidado las crines para que no le entre agua en las orejas ya que resulta muy molesto para el caballo y puede alterarse. Para la cola, moja el pelo con la manguera y aplica champú desde el lateral, así estarás más seguro durante este proceso.

A continuación, enjuaga al animal por completo de manera que no queden restos de jabón en su cuerpo. Lo mejor es empezar por la parte superior e ir bajando poco a poco hasta terminar con las patas. Para que se seque más rápido puedes utilizar un cepillo o una toalla para eliminar el agua. Mientras termina de secarse puedes ponerle una toalla o tela para evitar que coja frío, si no dispones de este material, evita que el caballo esté en corrientes de aire cuando está mojado y  déjale pasear al sol hasta que se seque.

Con estos pasos tu caballo estará limpio, pero si además quieres darle una protección adicional para combatir los mosquitos, puedes utilizar Parasital en loción, así evitarás que se acerquen y ataquen a tu animal. Rocía el producto sobre el animal siguiendo las indicaciones del fabricante.

Higiene de la cuadra

Para el bienestar del caballo, mantener limpia su cuadra también es un factor fundamental. Es importante retirar diariamente el estiércol de la caballeriza, tanto por la mañana como por la tarde. Esto prevendrá la aparición de microorganismos y parásitos que pueden afectar a la salud de tus caballos.

Revisa y limpia diariamente el bebedero, retirando los restos de alimento o tierra que haya. En el caso de la comida, si la dejas en la cuadra, asegúrate de retirar las sobras y controlar bien el apetito de tu caballo, que puede ser un indicativo de enfermedad del animal.

Cuando el animal se encuentre fuera de su cuadra, aprovecha para remover y airear su cama, durante este proceso debes asegurarte de que está completamente seca, de lo contrario tendrás que retirar el material húmedo y sustituirlo. Además de realizar esta revisión, se recomienda cambiar parte de la cama, al menos una vez a la semana, para poder retirar los restos de comida o suciedad acumulada.

Si necesitas realizar una limpieza a fondo o desinfectar las caballerizas de tu granja te dejamos algunos consejos y productos que puedes aplicar para tratar el problema en tus instalaciones ganaderas:

Para limpiar a fondo la cuadra puedes utilizar el detergente Previo, ya que tiene una buena capacidad de arrastre cuando se trata de productos orgánicos. En este vídeo puedes ver cómo se aplica este producto en una nave ganadera, que puede servirte de referencia para limpiar la cuadra de tu caballo:

Tras la limpieza se procedería a la desinfección del espacio, para ello, puedes utilizar Zotal G, un desinfectante, fungicida y desodorizante que acaba con los gérmenes nocivos y los malos olores. Por último, en las épocas de calor puede ser necesario aplicar un insecticida dentro de la cuadra, como Arpon G, para el control de moscas.

Puedes consultar más detalles sobre la limpieza y desinfección de cuadras en nuestro post: Limpieza de la cuadra del caballo.