Archivos

La limpieza y desinfección de explotaciones porcinas son herramientas imprescindibles para llevar a cabo una buena bioseguridad, ya que el objetivo es prevenir y evitar la entrada y diseminación de microorganismos en nuestras instalaciones.

El primer paso será llevar a cabo una completa limpieza de las explotaciones para luego desinfectarlas, teniendo en cuenta que antes de volver a introducir los animales será necesario que estén en unas buenas condiciones sanitarias.

La suciedad en una explotación porcina puede ser muy diferente dependiendo del fin de estos animales. Será beneficioso aprovechar el vacío sanitario para llevar una completa limpieza y desinfección, siendo necesario no sólo limpiar y desinfectar las instalaciones, sino también utensilios utilizados, bebederos, comederos, jaulas, ventiladores, etc.

Es esencial una buena limpieza en seco, no sólo barriendo, sino rascando con el objetivo de eliminar cualquier materia orgánica, seguida de una limpieza húmeda para reducir el polvo en la nave, para este proceso recomendamos PREVIO S20, es un producto que se aplica diluido en agua, dependiendo de la suciedad presente por pulverización, cepillado, lavado o inmersión, aunque también puede ser utilizado con lanzaderas de espuma. Tiene una alta efectividad para eliminar los restos de materia orgánica, grasa y todo tipo de suciedad.

Después de estar completamente limpio y seco se llevará a cabo la desinfección. Para ello utilizaremos SANITAS FORTE VET, desinfectante de uso ganadero con excelente eficacia frente a los patógenos porcinos, y que además cuenta con efecto residual en las instalaciones. Se emplea a diluciones del 0,5-1%

Por último, procederemos a desinsectar las instalaciones. Para ello recomendamos DIAZIPOL® G, por su efecto residual, que  acaba con insectos tanto voladores como reptantes. Con el uso de DIAZIPOL® G” se combate de un modo eficaz a los insectos, vectores de numerosas enfermedades del ganado porcino. Este producto se aplica mezclado con agua y debe aplicarse por pulverización, dependiendo del grado de infestación y de la persistencia que se desee.

Si llevamos a cabo estas medidas de bioseguridad conseguiremos no sólo que los cerdos durante su época de crecimiento podrán lograr un mayor aumento de peso, sino que se usarán menos medicamentos en estos animales, consiguiendo más aceptación de su carne por parte de los consumidores.

Foto: Asociación Proyecto Aldeas