Archivos

Aunque pueda parecer difícil bañar a un gato, lo cierto es que hay algunos consejos que puedes poner en práctica para que te resulte más sencillo. Además, puedes aprovechar el baño de tu gato para protegerlo frente a los insectos y a los parásitos externos utilizando champús específicos que actúen como repelente.

¿Qué tipo de champú para gatos puedes usar?

Existen en el mercado un gran número de champús que puedes comprar para lavar a tus mascotas. Sin embargo, una de las opciones más prácticas es utilizar un champú para gatos que te permita protegerlo frente a parásitos e insectos. Esto se consigue con productos que actúen como jabón, pero que también dejen una capa de repelente que los mantenga alejados.

Otro aspecto interesante, es que la composición de estos productos incluya ingredientes naturales ya que son menos agresivos con la piel de los animales. En este sentido, recomendamos el uso del Champú Parasital que podrás utilizar en casa tanto para perros como para gatos. Su composición a base de ingredientes activos naturales actúa eficazmente contra los parásitos externos e insectos como los mosquitos o flebotomos.

Cómo bañar a un gato paso a paso

Es necesario partir de la base de que tu mascota se pondrá nerviosa ante un baño, por tanto, es importante ajustar el ambiente lo mejor posible para transmitirle calma y que el animal esté lo más relajado posible.

Lo habitual para bañar a tu mascota es usar un barreño aparte o la misma bañera o lavabo que tengas en casa. En este sentido es importante tener en cuenta el factor de la estabilidad. Las superficies cerámicas o plásticas son muy resbaladizas cuando están mojadas, por eso se recomienda instalar previamente un antideslizante o poner una toalla en el fondo de la bañera para que el animal pueda clavar las uñas, para poder agarrarse y sentirse más estable.

Intenta que el agua esté tibia, ni muy fría ni muy caliente, para que sea agradable para el animal. Otro aspecto importante es que el recipiente en el que esté no se encuentre demasiado lleno de agua, tu gato debe poder permanecer de pie en el barreño o bañera sin que su cabeza se moje con el agua.

Una vez que lo tienes todo preparado moja bien el cuerpo de tu gato. Después aplica el champú Parasital por la espalda y  distribuye y masajea por todo el cuerpo suavemente. Es importante que evites el contacto del producto con las orejas, los ojos y el hocico. Cuando se forme espuma, deja actuar unos 5 minutos y luego enjuaga con agua hasta que no queden restos del champú. Una vez termines el baño, seca a tu gato ayudándote con una toalla.

El Champú Parasital tiene un efecto repelente que tiene unas dos semanas de duración. Si detectas parásitos en tus animales, vuelve a usar el champú pero nunca más de una vez por semana.

 

Otros tratamientos antiparasitarios compatibles con el champú Parasital

Existen otros tratamientos que ayudan también a repeler a insectos y parásitos y que son perfectamente compatibles con los champús. Te dejamos algunos ejemplos:

  • Pipetas antiparásitos: las pipetas se aplican en la cruz del animal y sirve como repelente para proteger a tus mascotas de insectos y parásitos externos.
  • Polvos antiparasitarios: su aplicación es muy sencilla, basta con extender los polvos por las zonas donde pueden alojarse los parásitos, tales como el vienetre, las orejas o los pliegues en la piel.
  • Collares antiparasitarios: también puedes poner un collar a tu gato que te ayude a protegerlo. Solo tienes que ponerle el collar a tu gato y estará protegido durante 3 meses, gracias a su sistema de difusión del producto repelente.