Archivos

Los perros y gatos pueden sufrir enfermedades parasitarias a lo largo de su vida, son más comunes en sus primeros meses, ya que el sistema inmune del animal no está del todo desarrollado.

Hoy nos centramos en los tipos de parásitos que pueden afectar a tu gato, te explicamos sus síntomas y cómo prevenirlos.

Tipos de parásitos

Existen muchos tipos de parásitos, pero se pueden clasificar en dos grandes grupos:

  • Los parásitos internos: este tipo de parásitos se alojan en el tracto gastrointestinal u otros órganos del animal y existen varios tipos. Los más conocidos son los vermes, es decir, los gusanos o lombrices. Dentro de esta categoría encontramos, a su vez, dos tipos: los nematodos, de aspecto redondeado, y los cestodos o tenias que tienen un aspecto más plano.
  • Los parásitos externos: hay que revisar la piel del animal porque, aunque pueden detectarse a simple vista, suelen esconderse bajo el pelo. Entre estos parásitos encontramos las pulgas, ácaros, piojos o garrapatas que pueden poner en riesgo la salud de tu mascota.

Cómo saber si tu mascota tiene parásitos

Cada tipo de parásito provoca unos síntomas determinados en las mascotas, por este motivo, es importante estar atento a cualquier anomalía en el comportamiento del animal.

Desparasitar gatos y prevenir plagas en mascotasPara la detección de los parásitos internos es importante asegurarse de que el gato come con normalidad y no tiene problemas para defecar, ya que los síntomas se manifiestan directamente en el proceso digestivo. Estos parásitos actúan absorbiendo los nutrientes y en algunos casos la propia sangre  del animal, por ello, si tu mascota tiene diarreas, anemia, vómitos o ves que pierde peso de manera notable es recomendable llevarlo al veterinario ya que podría tener lombrices o gusanos en el intestino.

La detección de parásitos externos es más sencilla ya que pueden verse en revisiones que realices en casa. Estos parásitos actúan absorbiendo la sangre del gato para alimentarse así de su huésped. Si ves que tu mascota se acicala o se rasca más de lo normal, es posible que necesite que revises su piel para comprobar que todo está en orden. Es importante prevenir este tipo de parásitos ya que pueden transmitir otras enfermedades a tus mascotas.

 

Cómo desparasitar a tu mascota

Si detectas síntomas de que tu gato pueda tener gusanos o lombrices, el primer paso es ir al veterinario, que te recomendará los fármacos adecuados en base al historial de tu mascota.

Las pulgas, ácaros, garrapatas y piojos sí pueden detectarse y eliminarse en casa durante el cepillado del gato. Existen peines con las púas muy finas que te ayudarán a desparasitar a tu gato y quitar la mayoría de los parásitos, pero también sera necesario desinfectar la cesta en la que duerme y limpiar a conciencia el resto de la casa para evitar que aparezcan de nuevo.

Recuerda que si detectas parásitos en tu mascota, debes utilizar guantes de protección para desparasitarla.

Además de desparasitar a tu gato cada 3 ó 4 meses, se recomienda realizar tratamientos de prevención para evitar que los parásitos ataquen a las mascotas y pongan en riesgo su salud.

Cómo evitar los parásitos externos

Existen distintas fórmulas y productos antiparasitarios que pueden ayudar a la prevención de parásitos externos. Algunos productos que puedes utilizar para proteger a tus mascotas son:

Collares antiparasitarios para gatos: estos collares específicos para gatos protegen frente a los insectos. Se trata de un delgado collar que está impregnado con sustancias que repelen a los insectos y ofrecen una protección completa y continua durante 3 meses. Basta con colocar el collar alrededor del cuello del gato para que empiece a funcionar. El collar se puede combinar con otros productos para que actúen conjuntamente y de manera eficaz.

Pipetas Parasital: son el antiparasitario más utilizado por su eficacia y facilidad de uso. En el caso de aplicación en gatos, con una ampolla será suficiente para proteger al animal. El líquido se vierte por la línea dorsal del gato y se extiende por su cuerpo evitando a los parásitos. Debes esperar unos días antes de bañar al animal para que el producto haga efecto.

Parasital polvos repelentes: es un antiparasitario muy cómodo de usar; para aplicarlo basta espolvorear directamente sobre el pelo del animal, insistiendo en los lugares dónde se acumulan los parásitos: orejas, vientre, torso, pliegues. Friccionar a contra-pelo para garantizar la penetración del producto. Aplicar 1 ó 2 veces por semana, en función de la presencia de parásitos.

Ahora que conoces algunas fórmulas para limpiar y prevenir la aparición de parásitos en tu mascota, no olvides realizar revisiones periódicas y llevarlo al veterinario si encuentras cualquier anomalía en su comportamiento.