Archivos

La presencia de moscas en las granjas de cerdos es asumida frecuentemente como normal, sin embargo pueden actuar como vector de transmisión de enfermedades por lo que el control de su población es fundamental.

Para el control de moscas en granjas hay una serie de productos de los que es muy importante hacer un uso preventivo de los mismos desde antes del comienzo de la temporada calurosa, para evitar que la población de moscas se haga difícil de controlar

Presencia de moscas en granjas de cerdos

La estabulación de animales, y consecuente acumulación de purines, hace que la presencia de moscas y otros insectos en las granjas porcinas sea algo normal. Sin embargo una población muy elevada puede afectar a la salud y bienestar del animal, con el consecuente impacto en la productividad de la explotación, lo que hace necesario mantener la presencia de insectos en niveles aceptables.

Si bien podemos encontrar diversas especies de moscas en las granjas porcinas, la más común es la mosca doméstica, Musca domestica. Dicha especie constituye una de las peores plagas de insectos dada su difícil erradicación y la rapidez con la que alcanzan la fase de madurez.

Enfermedades propagadas por las moscas

El control de moscas en granjas es primordial porque estos insectos pueden transmitir una gran variedad de pátogenos y enfermedades infectocontagiosas, entre ellas:

  • E.Coli.
  • Salmonelosis.
  • Disentería porcina (Brachyspira).
  • Ileítis (Lawsonia).
  • Tuberculosis.

Generalmente la transmisión se realiza al contaminar alimentos que luego son ingeridos por el animal. La contaminación se produce por contacto con el cuerpo del insecto, por depósitos de fluidos gástricos y restos de comida regurgitada.

Control de moscas en granjas de cerdos: cómo conseguirlo

Las tareas para el control de moscas en granjas, pasan por eliminar los focos de cría de las mismas y el uso periódico de insecticidas para instalaciones ganaderas.

Eliminación de los focos de cría

  • Retirar periódicamente los purines.
  • Higienizar y desinfectar la instalación ganadera, mediante el empleo de detergentes especializados, como Previo Quat.
  • Cambiar las camas si las hubiere al menos dos veces por semana interrumpiendo el desarrollo del ciclo vital de la larva.

Empleo de insecticidas de uso ganadero

El empleo sistemático de insecticidas es de gran ayuda para el control de moscas en granjas, sobre todo para controlar a la población adulta de insectos. Los insecticidas emulsionables en agua permiten pulverizar paredes y suelos, penetrando en superficies tanto lisas como porosas. Dentro de este grupo se encuentra Arpón G, un insecticida de uso ganadero cuyo principio activo es la Cipermetrina, muy eficaz y con un amplio espectro de acción para la eliminación de insectos voladores.

Si tienes alguna duda recuerda que puedes consultarnos sobre el empleo, aplicación y dosificación recibiendo asesoramiento por parte de nuestro equipo técnico.