Archivos

En verano, igual que cuidamos de nosotros y cambiamos nuestros hábitos, también tenemos que preparar a nuestras mascotas y adaptarlas al calor y al buen tiempo, a las vacaciones y a los cambios de rutinas que tengamos preparados.

Lo más importante es usar el sentido común y si nuestra mascota lleva tiempo conviviendo con nosotros, ya sabremos qué le gusta y qué le sienta bien. Si este es nuestro primer verano, debemos estar pendientes de su salud. Si nuestro perro es un animal sano, que come bien, vive feliz y es activo, cualquier cambio sobre sus comportamientos, tendremos que vigilarlos porque pueden ser indicativos de que algo no va como debiera.

El calor.

Facilitarle agua fresca, de forma más habitual que en invierno, proporcionarle espacios con sombra y no exponerlo a paseos o viajes con altas temperaturas será fundamental para evitar la deshidratación o los golpes de calor.

Ya sabes que es bueno mantenerlo fresco y si lo expones al sol y al calor, que lo refresques con duchas y de vez en cuando, con baños. Es hora de intensificar el número de baños, porque el clima lo permite y porque tu perro lo necesitará, para aliviar el calor y protegerlo con tratamientos que lo mantengan alejado de mosquitos, especialmente, del flebótomo, transmisor de la Leishmaniasis. Te recomendamos leas nuestro artículo sobre cómo evitar la Leishmanisis y que utilices productos en su baño como Champú Parasital, que además de mantenerlo limpio, lo protege repeliendo insectos y parásitos.

Los peligros.

Los principales peligros a los que se enfrentará tu mascota son a los parásitos externos como pulgas, flebotomos y garrapatas. Te recomendamos leas los artículos sobre pulgas y garrapatas (enlace) y también sobre cómo evitar el flebótomo y otros mosquitos (enlace)

El baño.

Como te hemos comentado, en verano puedes intensificar el número de baños y duchas. Es importante que si lo bañas de forma muy habitual, no te excedas en las aplicaciones de productos (tanto champús repelentes como lociones) y mantengas las aplicaciones indicadas por tu veterinario. Si vas a utilizar productos de Zotal Laboratorios, en nuestra web (enlace a Parasital Mascotas) te explicamos la duración de la eficacia de cada producto y cada cuánto tiempo es bueno volver a aplicar producto.

Si usas pipetas repelentes, recuerda que tras un baño debes volverlas a aplicar; aunque el collar Parasital aguanta perfectamente el baño, es conveniente que se lo retires y se lo vuelvas a poner una vez seco el animal. Hasta un mes de eficacia y protección en tu mascota en el caso de las pipetas y tres meses en el caso de los collares.

El cepillado.

Si tu mascota es de pelo largo o abundante, en verano será la época en que pierda bastante cantidad de pelo para que así esté más aliviado frente al calor.

El cepillado le ayudará a deshacerse de este pelo caído y a ti te ayudará a que si estáis en un entorno doméstico no tengas que intensificar la limpieza.

Los paseos.

El paseo debe ser a primera hora de la mañana, para evitar las horas de más calor y antes de que anochezca, pues esta es la hora donde más activos son los mosquitos. Te recomendamos que si vas a exponer a tu perro a entornos con mosquitos, lo prepares con nuestra loción repelente antes de salir.

¿qué razas pasan más calor?

Las de pelo largo y las autóctonas de climas fríos, como el Samoyedo o el Husky Siberiano, aunque estas razas suelen hacer una muda del pelo interior en verano, que es de aspecto lanoso, que les ayudad a estar más frescos.

Los viajes.

Si tienes previsto viajar con tu mascota, no te olvides de llevarla contigo y no dejarla en el coche.

Si tienes pensado viajar fuera de tu ciudad, prepárate para que cuando llegue a su destino esté lo más confortable posible y puedas mantenerle las rutinas que le gustan. Ya sabes que los perros son animales de costumbres y agradecen las pautas.

Hace unos días compartimos contigo un artículo muy completo sobre medidas a tener en cuenta si viajabas fuera de España, aquí las volvemos a compartir contigo por si tienes pensado marcharte fuera.