Archivos

La dermatitis estival equina es una hipersensibilidad en la piel del caballo, causada por las picaduras de determinados insectos. Esta es además una de las causas más habituales de dermatitis equina y la de mayor importancia.

Como decimos, está causada por picaduras de insectos, especialmente de mosquitos Culicoides y otras especies, como las moscas Stomaxys calcitrans.

Concretamente en España hay varias especies que la provocan y su incidencia es mayor en el sur, donde el clima ayuda a que los mosquitos tengan un periodo de actividad más largo.

A este tipo de mosquitos le favorece el clima suave, la humedad y la falta de vientos, por lo que en verano, primavera y principios de otoño será donde más pendientes debemos de estar para proteger a nuestros animales.

La dermatitis es una patología común en los équidos pero que no debemos dejar de tratar. La piel es el órgano más extenso del caballo y la principal barrera con la que cuentan para protegerse, por lo que debemos cuidarla especialmente.

Al caballo, la piel le sirve para regular su temperatura, controlar la presión arterial, protegerle frente a las radiaciones solares, leayuda a mantener sus reservas de agua y electrolitos y también le sirve como órgano sensorial. Por tanto, la buena salud de la piel será también un indicador de la buena salud del animal.

 

¿Cómo identificar la dermatitis por Culicoides?

Las patologías que causan en el caballo son similares a las que encontraremos en otras dermatitis, como las originadaspor picaduras de pulgas.

El animal sufrirá un prurito intenso, que puede ser temporal o permanente, especialmente en zonas más cálidas, donde hay más persistencia de insectos.

Veremos que nuestro caballo se mordisquea o rasca de forma continua, apareciendo lesiones de distinto tipo en su piel, como pueden ser erosiones, pérdida de pelo o alteraciones en la piel y que especialmente en caballos de más edad veremos que son más intensas, llegando a convertirse en crónicas.

Podemos encontrar la dermatitis en distintas zonas del cuerpo del animal: Dorsal, afectando a cabeza y dorso, encontrándose especialmente en crines y cola; ventral, afectando a las axilas principalmente y a otras extremidades y mixta.

 

¿Cómo evitarla?

Si nos encontramos en este tipo de hábitats y en las épocas descritas, debemos ser especialmente cuidadosos trabajando para que los insectos desaparezcan.

Lo mejor es luchar contra los insectos que pueden provocarla y tratar tanto al animal como a su hábitat

 

Sobre el animal:

Trataremos el animal con soluciones repelentes, sobre todo en los horarios donde son más activos los insectos (atardecer y noche) y también cuando lo saquemos de paseo.

Aunque contamos con una gama completa de productos, te recomendamos la aplicación de la loción repelente Parasital

Sus resultados están más que probados y protege el animal durante 15 días. Al ser este insecto de pequeño tamaño, tratar directamente la piel con esta solución ayudará a mantenerlo alejado de forma efectiva.

Como además está compuesta por ingredientes naturales, con base de Geraniol, te garantizamos que está indicada para pieles especialmente sensibles, pues no tiene ningún componente químico que pueda afectarle a pieles con tendencia alérgica.

Sobre las heridas, aplica Yodal, que está especialmente indicado para su aplicación en caballos

Por sus características, mejorará la cicatrización de las heridas y aliviará al caballo, evitando que siga rascándose y agravando las heridas.

 

Sobre su hábitat:

Si es muy intensa la presencia de mosquitos, podemos equipar la cuadra o el box con mallas que eviten el acceso de insectos a través de las ventanas.

También debemos evitar la presencia de aguas estancadas. La humedad hace proliferar estos insectos y sus larvas.

Trabajaremos en la limpieza regular, aplicando tras ésta productos que nos ayuden a mantener la desinsectación de la cuadra y el transporte.

Además, la observación del entorno de forma regular nos ayudará a estar alertas.

 

Nuestros productos

Entre nuestra gama de productos, encontrarás una completa selección de productos insecticidas, dentro de la gama Arpón.

Te recomendamos el uso de Arpón G, aplicable tanto en establos como en transportes.

Arpón Diazipol, que también te protege contra insectos rastreros.

Y para el día a día, puedes completar el tratamiento con Letal C, un insecticida en aerosol muy potente, que terminará con los insectos voladores en el entorno del animal sin causarle efectos secundarios, puesto que está elaborado pensando en no producir irritaciones. Su ausencia de aromas intensos favorece el confort del animal.