Archivos

El vehículo de transporte de animales es uno de las vías más frecuentes de propagación de enfermedades en el ganado. Ya que tiene acceso a  la mayoría de las explotaciones.

A continuación, desarrollamos de manera esquemática, un protocolo de limpieza y desinfección de vehículos de transporte de animales con el fin de dejar el mismo en perfectas condiciones para llevar a cabo el siguiente transporte

En el ámbito práctico, la bioseguridad en un vehículo plantea varios problemas:

  • Variabilidad de la construcción y de los materiales usados en los vehículos.
  • Raramente en el diseño de los vehículos se tiene en cuenta su posterior limpieza.
  • Los periodos de inactividad de los vehículos resultan caros.
  • Son necesarias instalaciones adecuadas y bioseguras.
  • Los microorganismos patógenos presentes en un vehículo pueden ser múltiples e inespecíficos.
  • Las variaciones climáticas repercuten en los resultados de la desinfección.
  • La formación del personal de los centros de limpieza debe ser adecuada.
  • Es necesario realizar una supervisión y una verificación de las operaciones de limpieza y desinfección.
  • En muchas áreas la bioseguridad del transporte necesita ser incorporada a los procedimientos de APPCC.
  • La corrosión de los materiales debe ser considerada como un problema en el proceso de limpieza y desinfección de vehículos.

El procedimiento a llevar a cabo cuenta con 6 puntos, que se desarrollan a continuación:

  1. Limpieza inicial en seco
  2. Limpieza inicial con agua:  PRELAVADO
  3. Limpieza posterior:  LAVADO. Detergente Previo Quat (enlace)
  4. Aclarado
  5. Desinfección. Sanitas Forte Vet (enlace)
  6. Verificación

Limpieza inicial en seco

Consiste en la retirada de restos orgánicos visibles: excrementos, camas,  con el fin de optimizar la eficacia del proceso, usando para ellos materias como palas, cepillos, raspadores, etc

La técnica empleada es la siguiente

  • Primero el interior: de arriba abajo, de dentro a fuera
  • A continuación el exterior, de arriba abajo

No debemos  olvidar las rampas, plataformas de embarque, ruedas, guardabarros, llantas

Limpieza inicial con agua

Es la más empleada, pero no debe ser la única. Para ello se usa agua a presión retirando los sólidos de mayor tamaño. Es ideal que la temperatura del agua se sitúe entre los 38-46ºC

La técnica implica que se debe proceder desde el punto más alto del vehículo hacia abajo e igualmente no olvidar rampas, plataformas de embarque, ruedas, guardabarros, llantas

 

Lavado. Seguimos el siguiente esquema:

  1. Lavado a presión con agua caliente (49-70ºC) y detergente Previo Quat
  2. Desde abajo hacia arriba en zig-zag, como muestra la parte (a) del esquema de más abajo
  3. Deben estar desmontados los elementos móviles: pisos, separadores, jaulas,…
  4. Cabina del conductor:
    1. Retirar alfombrillas y todas las piezas desmontables y limpiar
  1. Cepillo para los pedales

Aclarado

Es la última fase del proceso de limpieza. Debemos realizarla desde arriba hacia abajo como se muestra en el esquema, parte (b)

Zotal transporte - post

El aclarado conviene hacerlo con el agua fría, pues la espuma se elimina más fácilmente. Previene que la suciedad se vuelva a depositar en las superficies limpias. Debemos eliminar igualmente los restos de detergente

Desinfección

Es el Elemento clave de todo programa de limpieza pues de ella depende la eficacia de otros programas es un proceso que debe efectuarse de forma reglada y con creación de registros

El objetivo es reducir al máximo la presencia de patógenos

El procedimiento debe incluir la desinfección de  todas las áreas: Se empieza desde el exterior del vehículo hacia el interior. La zona habilitada para el transporte de animales debe estar en posición de carga.

Una vez acabada la desinfección se debe retirar el camión, escurrir y dejar secar. Asegurarse de que no se congele el agua estancada en invierno.

Consideraciones acerca del desinfectante ideal

  • Debe estar registrado para uso ganadero: XXXX-P
  • Debe tener el mayor espectro posible: bacterias, virus, hongos, protozoos, esporas,…
  • Debe conservar la eficacia en presencia de materia orgánica.
  • Debe ser compatible con los materiales
  • Debe ser versátil en sus esquemas de aplicación: pulverización, nebulización,…
  • Debe tener efecto residual
  • No debe ser peligroso para los operarios ni los animales.
  • Debe tener una relación coste/beneficio favorable
  • Debe ser respetuoso con el medio ambiente
  • Dosis de uso: aquélla que elimine los patógenos más resistentes. Sanitas Forte Vet: 0,5-1 %
  • Volumen de aplicación: las superficies deben estar bien mojadas. Mínimo 300 ml /m2 de superficie a tratar.
  • Tiempo de contacto: 6 h. Valorar la posibilidad de aclarado.

Posibles fallos tras la desinfección

  • Sobre o infradilución
  • Inactivación o neutralización por una limpieza incompleta o por un aclarado insuficiente
  • Bajo espectro del desinfectante
  • Temperatura y humedad inadecuadas durante la aplicación
  • Tiempo de contacto insuficiente (mínimo 35 minutos hasta 6 horas)

Verificación

Consiste en una Inspección visual. Es la primera impresión de la calidad del programa de L+D. Debemos comprobar todas las zonas:

  • Bajos del vehículo
  • Ruedas, guardabarros
  • No olvidar comprobar la cabina
  • Especial atención a las rampas y plataformas de carga

Una vez realizada la inspección visual, debemos validar el protocolo con la toma de muestras para llevar a cabo cultivos bacterianos. Por regla general, el vehículo es usado antes de la llegada de los resultados, aunque esto nos permite comprobar que nuestro protocolo de limpieza y desinfección aplicado es el adecuado.