Archivos

Hoy entrevistamos a Jaime Molina, Director General de la Asociación Nacional de Criadores de Caballos de Pura Raza Española y uno de los máximos responsable de la organización de SICAB.

Zotal Laboratorios: Como uno de los máximos responsables de la organización de SICAB, ¿cuál es su valoración del XXVI Salón Internacional del Caballo?

Jaime Molina: La valoración no puede dejar de ser positiva por varias razones, en primer lugar es bastante difícil mantenerse en primera línea de fuego durante tantos años de forma ininterrumpida, máxime cuando se han pasado episodios de crisis como los que ha padecido nuestro país en los últimos tiempos.

SICAB ha sido un éxito por afluencia de caballos, de ganaderos y de público, pero desde ANCCE valoramos de forma muy especial el hecho de que siga siendo la referencia comercial de nuestra raza a nivel mundial. En la última edición se han animado de forma sustancial las ventas de caballos y eso nos hace ser optimista de cara al futuro inmediato. SICAB se hace por y para los ganaderos, y la comercialización de sus ejemplares es la verdadera razón de ser del Salón.

Dada su dilatada experiencia tanto en ANCCE como en SICAB, ¿cómo valora la evolución del Salón estos últimos años? ¿Que nos espera para próximas ediciones?

Ese es precisamente uno de los grandes retos que afrontamos. Yo estoy presente desde la primera edición, donde no había ordenadores, ni móviles ni redes sociales. Era un SICAB casi artesanal, donde todos nos conocíamos por el nombre. Los mayorales eran una familia y el ambiente era mucho más familiar. SICAB ha evolucionado en todo, a los largo de este cuarto de siglo, y nuestro reto es seguir atrayendo al gran público por lo que nos tenemos que reinventar cada año. Lamentablemente SICAB tiene dos grandes hándicaps, de una parte en España no hay una industria ecuestre importante, y de otra estamos muy lejos de los circuitos europeos de grandes salones hípicos, París, Essen, Verona, etc. lo que sin duda condiciona nuestro progreso. Creo que el futuro de SICAB pasa por su internacionalización, tanto en la participación ganadera, como en el de expositores y creo también que SICAB se centrará cada vez en la competición deportiva ya que el nuevo cliente de nuestra raza busca caballos para utilizarlos en el deporte.

Durante estos años en SICAB habrá acumulado momentos y experiencias inolvidables. ¿Qué momento guarda con especial cariño?

Ya más que recuerdos, tras 26 ediciones al pie del cañón, tengo añoranzas de tiempos que nunca volverán. Recuerdo que antes el equipo de ANCCE era muy reducido, pero todo el que llegaba arrimaba el hombro. El ambiente de camaradería era extraordinario y recuerdo a los mayorales veteranos a Rafalito el de Miura, a Antonio Ramos, a Antonio Mena, a  Cantalejo y a tantos otros que construyeron los cimientos del actual SICAB.

A gente que ya no está con nosotros pero que fueron trascendentales en el nacimiento del Salón: Antonio Sánchez Bedoya, José Sureda…

A ganaderos que entonces asumían las funciones de Comisarios: Saskia Mesdag, Pedro Conesa, Rosa Capelo y Antonio Páramos.

Y con un cariño especial a su creadora, pues no olvidemos que SICAB tuvo madre y no padre. Carmen Martínez de Sola fue una visionaria. Se llevó el Campeonato de España de Pineda a FIBES, ante el sofocón general de los ganaderos que pensaban por aquel entonces que era una iluminada. Hoy, tanto tiempo después, SICAB lleva su firma y todos le agradecemos aquella bendita locura.

Recuerdo con admiración la visita de Charlton Heston, todo un caballero y la pasión por el caballo español de Bo Derek y no me puedo olvidar de Tomás Terry, alguien que nos dio la visión del marketing en un certamen que era eminentemente ganadero.

ZOTAL Laboratorios es la única empresa junto con ABC que ha patrocinado las veintiséis ediciones de SICAB. ¿Cómo valora la relación de ANCCE y del caballo español con nuestra empresa?

Eso es completamente cierto. Recuerdo la edición de 1991 donde SICAB era una apuesta más que arriesgada. Entonces sólo se usaban dos pabellones y la grada de público era sólo apta para acoger a 1.500 personas. En esa aventura ya estaba ZOTAL, entonces de la mano de D. José Luis Olivares; ABC, porque nuestra Jefa de prensa era una redactora del medio; una marca casi desconocida de manzanilla sanluqueña y una casa de coches de lujo.

ZOTAL siempre se ha mantenido fiel, en las duras y en las maduras, y para todos los que componemos la gran familia de ANCCE es algo más que una firma sevillana de una industria complementaria al sector ganadero. Es una empresa que nos dio la mano cuando comenzábamos a dar nuestros primeros pasos, que nos vio crecer y que nos sigue acompañando ahora cuando hemos alcanzado nuestra mayoría de edad. Todo un ejemplo de fidelidad.

La presencia de ZOTAL Laboratorios en SICAB le permite mantener una relación más estrecha con los ganaderos. ¿Cuál es la imagen que tienen ellos de nuestra empresa?

Es curioso pero ZOTAL no es una marca de productos fitosanitarios, es directamente la marca. Le ha pasado como a otras firmas, Coca-Cola, La Casera… donde la gente ya identifica directamente el producto por su nombre, y esto es algo que obviamente no se consigue de forma casual. Hay mucho esfuerzo y, sobre todo, muchos resultados, hasta alcanzar ese nivel de excelencia.

ZOTAL Laboratorios ha aprovechado la celebración de SICAB para presentar ZOTAL Dermo-Cream, su nueva crema dermoregeneradora 100% natural para caballos. ¿Ha tenido la ocasión de conocerla?, ¿qué opinión le merece?

La he conocido por referencias que me han hecho los propios ganaderos, y le vaticino un futuro muy prometedor. Creo que la apuesta que hace ZOTAL en I+D ofrece resultados y la mejor prueba de ello es el grado de aceptación que obtiene.

Para finalizar, ¿podría darnos su valoración personal de ZOTAL Laboratorios?

La verdad es que soy objetivo en este asunto, han sido 26 años de relación empresarial y yo a ZOTAL siempre le pongo cara, primero a D. José Luis y desde hace unos años a Agustín. Cuando además de ser una marca de referencia, se ha sido fiel a un proyecto y se mantienen unas formas y una educación a prueba de toda duda, es un verdadero placer colaborar con alguien, y este es mi caso con ZOTAL.

Si además, los pasillos de SICAB huelen a Zotal desde que lo abrimos en 1991, sólo podemos concluir diciendo que ZOTAL está en el propio ADN de nuestro Salón.