Archivos

calendario2012 zotalEl caballo Fuego, de la Yeguada Cárdenas, prepara ya su asalto a las medallas en la próxima cita olímpica de Londres. El caballo, estrella del almanaque de Laboratorios Zotal para 2012, presentado en SICAB el pasado mes de noviembre, es ahora protagonista de un reportaje del programa ‘Objetivo 2012’, emitido por Televisión Española.

Fuego es diferente a todos los pura raza: sus condiciones privilegiadas han hecho de él un caballo ganador desde los niveles más básicos de competición. De sus catorce años de vida, ya lleva más de diez a concurso y sus últimos resultados auguran un buen papel en Londres 2012: en las dos competiciones más recientes, los Juegos Ecuestres de Kentucky y en el Europeo de Doma Clásica de Rotterdam, superó el 80% de puntuación, barrera habitual para conseguir metal en los juegos. Juan Manual Muñoz es el encargado de domar a este pura raza. Juntos ya participaron en los Juegos Olímpicos de Pekín, en 2008, donde sorprendieron al jurado y ganaron una valiosa experiencia que les servirá de mucho en Londres este verano.

Después de un periodo de inactividad en la que ha estado dedicado a la reproducción, Fuego ya se ha puesto manos a la obra para preparar la cita olímpica. Sus preparadores han trabajado en su puesta en forma, tratando de mejorar la musculatura del caballo de cara al torneo. Fuego entrena con música para ir acostumbrándose poco a poco a las condiciones de competición y en una tierra especial, puntera a nivel internacional, que no le hace daño en los cascos y mantiene la humedad. Todo es poco para una de las estrellas del equipo olímpico español.

El caballo pone rumbo dentro de poco a Alemania para entrenarse con el resto del equipo nacional. Aún tiene que pasar una preselección dentro del combinado español de, aunque todos confían en este caballo para la cita olímpica. “Obtener una medalla es dificilísimo por los intereses que hay en torno a los caballos indoeurpeos”, dice Miguel Ángel Cárdenas, el propietario de la Yeguada de Fuego. Pero Fuego no es un caballo cualquiera. Tanto él como el jinete Juan Manuel Muñoz ya saben lo que es competir al máximo nivel y prometen espectáculo. Habrá que esperar unos meses para saber hasta dónde podrán llegar.

Ver vídeo