Archivos

Los gatos pueden sufrir el ataque de parásitos externos, como las garrapatas o las pulgas, y también de internos, como es el caso de las lombrices o gusanos. Para evitar que nuestra mascota pase por este duro trance, es necesario extremar su cuidado utilizando productos específicamente diseñados para repeler estos parásitos.

En nuestro post te contamos cómo abordar este problema y cuáles son los tratamientos más eficaces para evitarlo, impidiendo así que tu gato sufra.

¿Cómo saber si tu gato tiene parásitos?

¿Tu gato tiene vómitos o diarreas frecuentes? Entonces es probable que tenga parásitos internos. Estos pequeños organismos se encuentran en el interior del cuerpo de tu mascota, afectando sobre todo al tracto gastrointestinal, aunque también pueden hacerlo a otras zonas como el corazón o el sistema inmunitario.

Dentro de la categoría de parásitos internos podemos encontrarnos con diferentes tipos, pero quizá de los que más has oído hablar son de los vermes. Habitualmente reciben el nombre de gusanos o de lombrices, y se puede distinguir entre los nematodos (vermes redondos) y los cestodos (vermes planos). Ellos son los que normalmente causan la mayor parte de los problemas en el intestino de nuestras pequeñas mascotas.

Los parásitos internos absorben los nutrientes e incluso la sangre de tu mascota, de ahí que cuando observamos diversos síntomas en nuestro gato como una notable pérdida de peso o que no come con normalidad, sea necesario llevarlo al veterinario lo más rápido posible.

Los mejores tratamientos para que tu gato no tenga parásitos

Pero lamentablemente, estos no son los únicos organismos que pueden atacar a tu mascota. Los parásitos externos afectan directamente a la piel del animal, de ahí que si notas que se rasca demasiado sea porque estos organismos ya han hecho acto de presencia.

Comprueba detenidamente si bajo el pelo de tu mascota hay pulgas, ácaros, garrapatas o piojos, para ello basta con realizar revisiones periódicas en casa. De esta forma, evitarás poner en riesgo la salud de tu mascota y también lograrás prevenir la transmisión de enfermedades.

¿Qué hacer si tu mascota tiene parásitos?

El sistema de actuación ante un caso de parásitos externos e internos varía sustancialmente. Por ese motivo, en este post vamos a contarte qué es lo que debes hacer si tu mascota padece uno u otro.

Parásitos externos

Si has detectado que tu mascota tiene algún tipo de parásito externo, te recomendamos que realices en primer lugar una revisión a fondo. No te olvides de utilizar unos guantes de látex y un peine de puntas finas para este proceso.

Comienza a levantar poco a poco el pelo de tu gato, observando en detalle si hay ácaros, piojos, pulgas o garrapatas. Incide sobre todo en el cuello, las orejas y la cabeza, zonas donde suele haber una mayor actividad por parte de estos organismos.

De esta forma, podrás desparasitar también a tu mascota retirando aquellos parásitos que encuentres durante la inspección. En caso de que el animal padezca una gran infestación, acude al veterinario para que pueda tratarlo de una forma más eficaz.

Recuerda que además de revisar y desparasitar a tu gato, tienes que desinfectar tu hogar para evitar la presencia de estos organismos, así como la cesta de tu mascota.

Parásitos internos

En el caso de que sean los parásitos internos los causantes del malestar, una vez que hayas observado los primeros síntomas, ve inmediatamente al veterinario. Sólo un profesional podrá decirte qué hacer en ese caso y qué medicación deberás suministrarle a tu mascota para que se recupere lo antes posible.

Para no tener que llegar a vivir este tipo de situación y evitar que tu mascota sufra, lo ideal es que desparasites a tu gato cada tres meses y que utilices tratamientos de prevención como los que te vamos a mostrar a continuación.

Los mejores tratamientos para evitar los parásitos externos en tu gato

Si no quieres poner en riesgo la salud de tu mascota, existen diversos tratamientos que repelen los parásitos. De esta forma, conseguirás mantenerlos alejados de tu gato y que este pueda disfrutar así del máximo bienestar.

Te contamos cuáles son los mejores tratamientos que puedes realizar para protegerlo:

Protección completa contra insectos

Un collar es suficiente para mantener a los insectos bien lejos de tu mascota. Tu gato estará protegido hasta tres meses gracias a los ingredientes naturales que contiene PARASITAL® Collar Gatos.

Además de su gran eficacia, este producto a base de aceites esenciales cuenta con otra gran ventaja: su fácil colocación. Es cierto que en determinadas ocasiones puede resultar complicado aplicarle determinados tratamientos a tu gato. Por ese motivo, el collar PARASITAL ® se posiciona como una de las mejores opciones en cuanto a confort para tu mascota. Tan sólo necesitarás ponerlo alrededor de su cuello para un correcto funcionamiento.

Pipetas para gatos

Si quieres un producto capaz de prevenir de manera eficaz los parásitos externos, las Pipetas Antiparásitos PARASITAL® son la solución perfecta. Su actuación se centra principalmente en repelar garrapatas, moscas y pulgas mediante sus ingredientes activos naturales.

Aplica el contenido de la pipeta una vez al mes, concretamente en la base de la cola y en la zona de unión entre el cuello y la espalda. Tienes que asegurarte de que el líquido permanece en contacto con la piel para conseguir así los mejores resultados.

Lo que sí debes tener en cuenta antes de utilizarlo, es que únicamente podrás usarlo si tu gato no está infestado y si no es una cría. En este último caso, existe otro producto específicamente diseñado para repeler eficazmente pulgas y garrapatas: PARASITAL® Pipetas pequeños mamíferos y gatitos.

Además de proporcionar el máximo bienestar en nuestra mascota, la protección que ofrece es a largo plazo a través de una fórmula tópica segura y muy eficaz.

Polvo repelente contra los parásitos

Otro de los métodos más efectivos para proteger a tu mascota de los parásitos es el polvo repelente PARASITAL®.

Tan solo necesitarás espolvorearlo sobre el pelo de tu gato, realizando una leve fricción a contrapelo, sobre todo en aquellas zonas donde es más frecuente la aparición de estos organismos, como son el torso, las orejas y el vientre.

Su aplicación debe realizarse de una a dos veces por semana, aunque también dependerá de si la presencia de parásitos es mayor o menor.

Champú

Aprovecha el momento del baño para mantener alejados a los parásitos externos con PARASITAL® Champú.

Una vez que tu mascota ya está mojada, extiende el champú a lo largo de su espalda masajeando para favorecer su penetración. Ten especial cuidado con los ojos y el hocico, procurando que el champú entre en contacto con estas zonas de su cuerpo.

Espera cinco minutos para que el producto actúe a la perfección y posteriormente enjuaga con abundante agua hasta retirarlo por completo.

Si quieres utilizarlo, te recomendamos que solo lo hagas una vez a la semana.

Si quieres saber más sobre los diferentes tratamientos para evitar los parásitos en tu mascota, ahora puedes conocerlos en nuestra sección de productos para mascotas.