Archivos

Una de las plagas que más problemas ocasiona en la mayoría de los hogares son los roedores. Ratas y ratones a menudo entran en nuestras casas a través de pequeños agujeros o tuberías en busca de refugio y comida, pudiendo provocar diversos destrozos en el sistema eléctrico -al roer cables- o incluso en nuestra cocina, mientras buscan alimentos con los que saciar su apetito. Por eso es necesario conocer cuáles son los métodos más eficaces para eliminarlos de forma efectiva, utilizando productos específicos destinados a solucionar este problema.

¿Qué productos rodenticidas podemos usar para acabar con los roedores?

Muchos son los tipos de productos que podemos adquirir para acabar con una plaga de ratas o de ratones en nuestro hogar o en nuestras instalaciones ganaderas, industriales y alimentarias, por eso es necesario conocer la amplia gama que existe en el mercado, con el fin de elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades. Te mostramos algunos ejemplos:

  • Cola: la imagen de un roedor pegado a un trozo de cartón o papel quizá vague por nuestra memoria, ya que el uso de la cola para acabar con este tipo de plaga es uno de los métodos más empleados para atrapar a estos escurridizos animales. Aunque lo habitual era aplicar un poco de cola sobre una superficie y depositar la misma en las zonas de paso de ratas y ratones, para que estos cayeran en nuestra trampa como es el caso del producto ZEPO® Zepocol, es cierto que ya existen en el mercado trampas encoladas que facilitan la tarea de eliminar esta plaga. Sin duda, es una opción ideal para el control de pequeños roedores en las viviendas, restaurantes o locales comerciales.

 

  • Pasta fresca: las pastas rodenticidas son un método muy eficaz para eliminar ratas y ratones, ya que con una sola dosis son capaces de acabar con estos animales en cuestión de pocos días, sin levantar sospechas en el resto de los miembros de la colonia. Además, productos específicos como ZEPO® Pasta Fresca están elaborados con harinas y aceites especiales que los hacen muy atractivos y apetitosos para los roedores.

 

  • Bloque de parafina y cereal: este tipo de rodenticida tiene a su favor que puede ser utilizado en aquellos entornos donde a otro tipo de cebos les resulta imposible. Está compuesto por bromadiolona o difenacoum como ingrediente activo y actúa por ingesta, ocasionando la muerte de los roedores en un escaso periodo de tiempo. Una gran ventaja es que el agua y la humedad no afectan en absoluto a su buen funcionamiento.

 

  • Raticida líquido: con el fin de atraer a los roedores para que beban la mayor cantidad de raticida, el líquido suele contener saborizantes que despiertan el interés de ratas y ratones por aumentar cada vez más su ingesta. Para aplicarlo basta con ubicar varios envases en varios lugares estratégicos del lugar donde se encuentra la plaga y dejarlo actuar en el plazo de unos días. Si te preocupa que seres humanos o que otras mascotas puedan ingerir este producto, te recomendamos que adquieras uno que contenga algún tipo de sustancia especial destinada a prevenirlo, como por ejemplo ZEPO® Ratonex.

 

  • Portacebos: sin duda es uno de los sistemas más útiles a la hora de acabar con la presencia de ratas y ratones, no sólo por su efectividad, sino también por otros aspectos como la seguridad (evitando que niños y mascotas puedan acceder a él) o la protección del cebo de la luz y de las diversas inclemencias meteorológicas que puedas afectarle.