Archivos

La adenitis equina, popularmente conocida como gurma o paperas equinas, es una enfermedad que afecta al caballo altamente contagiosa, por lo que conocer las medidas de prevención de las paperas equinas es de gran importancia para el propietario del caballo. Suele ser también denominada como distemper equino y strangles.

La enfermedad es causada por la bacteria Gram positiva Streptococcus equi, presente en todo el mundo, que afecta al tracto respiratorio del caballo.

Síntomas de las paperas equinas

La infección suele tener periodo de incubación de cuatro a ocho días, produciendo inflamación de las vías respiratorias del caballo. Son síntomas comunes:

  • Fiebre.
  • Secreción nasal serosa.
  • Depresión.
  • Pérdida de apetito y peso.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos cercanos. Su tacto es caliente y doloroso para el caballo.
  • Faringitis y laringitis.
  • Disnea y disfagia (dificultad para respirar y tragar).
  • Tos.
  • Abscesos, de los ganglios inflamados, que al drenar a las bolsas guturales y retrofaringe puede dar lugar a afecciones en órganos vitales.

Cómo se contagian las paperas equinas

Las vías de transmisión de las paperas equinas son la aérea y digestiva. El contagio se produce por contacto de caballos sanos con un ejemplar enfermo, o bien por contacto con materiales infectados (equipos de limpieza, aparejos,…). Una vía habitual de contagio son los comederos y bebederos, que quedan contaminados por las secreciones nasales de los caballos enfermos.

Streptococcus equi.jpg
La baceteria Streptococcus equi  es  la causante de las llamadas paperas equinas. Fotogradía de Stefan WalkowskiOwn work, CC BY-SA 4.0, Link

Prevención de las paperas equinas

La prevención de las paperas equinas y contención de contagios pasa por la vacunación  y medidas de higienización y desinfección de caballerizas y elementos de trabajo. En el caso de sospechar. o conocer que hay un ejemplar enfermo, el mismo debe ser aislado de sus compañeros. De este modo podemos establecer un protocolo de prevención basado en:

  • Vacunación: las paperas equinas, aunque pueden afectar a un caballo de cualquier edad, son más comunes en potrillos. Se recomienda administrar la primera vacuna a los 3 meses de edad, con dosis posteriores a los 25 días y 6 meses. La vacuna debe volver a ponerse cada 6 meses hasta que el caballo cumpla 2 años, para pasar en ese momento a una única vacuna anual.
  • Higienización de caballerizas: limpieza de las áreas de descanso del caballo, así como medios de transporte, mediante detergentes de uso ganadero como PREVIO Quat, eliminado restos de materia orgánica y suciedad.
  • Desinfección de caballerizas: tras la limpieza procederemos a la desinfección del recinto con desinfectantes de uso ganadero como SANITAS Forte Vet o Zotal G, a fin de eliminar las bacterias.
  • Higienización de bebederos: como hemos mencionado una de las principales vías de contagio son los bebederos, al contaminarse por las secreciones nasales cuando el caballo enfermo bebe. Procederemos a higienizarlos mediante productos para la higienización de bebederos, como PREVIO Saludine, siendo recomendable cambiar el agua con la mayor frecuencia posible.

Tratamiento de las paperas equinas

Si detectamos rápido la enfermedad y sólo ha afectado al tracto superior respiratorio el pronóstico suele ser favorable. El caballo se recupera en unas dos o tres semanas gracias al tratamiento con antibióticos, penicilina y antiinflamatorios que determine el veterinario.

En el caso de que la enfermedad esté avanzada el pronóstico dependerá en gran medida de qué órganos se hayan visto afectados.