Archivos

Cuando tienes unas instalaciones ganaderas y crías animales en ellas, estos pueden verse afectados por distinta plagas que pueden hacer disminuir su producción y rendimiento, con el correspondiente gasto económico que eso supondría para tu explotación.

En este post te hablaremos sobre los distintos tipos de insectos que pueden afectar a tu ganadería y algunas soluciones para la prevención de plagas del ganado para que puedas proteger a tus ejemplares.

Prevención de plagas de garrapatas en el ganado

La garrapata es un ácaro que mide unos 6 mm de largo y que encuentra su refugio en la piel de otros animales a los que parasita para alimentarse de su sangre. Las garrapatas, también conocidas como ixódidos, pueden afectar tanto a animales de una ganadería como a mascotas que tengas en casa. Existe otro tipo de garrapatas, las de la familia Argasidae, que suelen afectar principalmente a las aves y a los cerdos.

Estos parásitos son especialmente peligrosos, ya que pueden ser portadores de enfermedades infecciosas que afecten a los animales. Otro factor que aumenta su peligrosidad, es que también pueden afectar a los humanos, por lo que se recomienda tener especial precaución si se detecta la presencia de este ácaro en instalaciones o viviendas.

Si ves que tus animales han sido infestados de garrapatas, lo primero que debes hacer es acudir al veterinario para que te explique cómo proceder. En algunos casos podrás retirar tú la garrapata usando unas pinzas y tirando desde la zona bucal del parásito, pero dependerá del nivel de infestación de tus animales la necesidad de ayuda profesional para acabar con la plaga.

En el caso de que tus animales no sufran esta plaga, pero quieras prevenir su aparición, siempre puedes utilizar productos repelentes para evitar que los parásitos se adhieran a su piel. Para ello, puedes utilizar la gama Parasital mascotas, que incluye productos antiparasitarios en distintos formatos para su aplicación.

Prevención de plagas de pulgas en tu ganadería

Las pulgas, también conocidas como sifonápteros,  son parásitos externos que, al igual que las garrapatas, se alimentan de la sangre de sus huéspedes. Las pulgas son insectos que miden entre 1-3,5 mm, que se caracterizan por su agilidad para dar grandes saltos para pasar de un animal a otro. Tanto es así, que son los animales que más saltan en relación a su tamaño, llegando a alcanzar los 18 cm en saltos verticales y 33 cm en saltos horizontales.

Al ser tan pequeñas, resulta difícil verlas a simple vista por lo que tendrás que prestar más atención al estado de la piel de tus animales, especialmente si detectas zonas rojizas o irritadas. Si detectas que los animales se rascan más de lo habitual, revisa las zonas con cuidado para asegurarte de que todo está en orden.

Del mismo modo que en el caso anterior, estos parásitos pueden afectar tanto a los animales domésticos que tengas en casa como a aquellos que estén en tu granja. El contagio de este tipo de plagas es bastante rápido, dada la capacidad de salto de las pulgas, por ello, si detectas algún caso, toma como primera medida aislar al animal afectado del resto del ganado para evitar, en la medida de lo posible, que la plaga se siga propagando.

Para prevenir su aparición, también puedes utilizar los productos de la gama Parasital, pero también recomendamos que, si detectas la presencia de este parásito, realices una buena limpieza y desinfección del espacio para evitar futuras infestaciones. Además, también puedes utilizar insecticidas para controlar plagas de parásitos externos y prevenir su reaparición.

Prevención de plagas de roedores en tu granja

Las ratas y ratones pueden ser un foco de  infección para los animales de tu ganadería. Contaminan espacios, comida y pueden transmitir enfermedades al ganado. Es por ello que, si detectas una plaga de roedores, debes ponerte manos a la obra para controlarla lo antes posible.

Para el control de infestaciones de roedores, existen distintos tipos de cebos y trampas que ayudan a acabar con ellos. Algunos de ellos son los siguientes:

  • Pasta fresca: se trata de una pasta cuya composición atrae a los roedores, incluso en presencia de otras fuentes de alimentación. Las ratas y ratones los comen y mueren pasado un tiempo. Dentro de las pastas frescas puedes encontrar: Zepo pasta fresca, Zepo Premium Mix pasta fresca o Zynrat pasta fresca.
  • Bloques: se trata de un veneno con forma de bloques que cuyo aroma también es atractivo para los roedores, pero que resiste bien la humedad y el calor. Pasado un tiempo tras su ingesta, mueren. Si buscas este tipo de rodenticidas, puedes encontrar Zepo bloque mini, Zepo Premium Mix bloque estirado y Zynrat bloque estirado.
  • Pegamentos y trampas encoladas: con los pegamentos y trampas encoladas puedes atrapar a los roedores de forma sencilla. Aplica el pegamento sobre una superficie o coloca las trampas en lugares estratégicos y las ratas y ratones quedarán pegados a ellas.

Recuerda que en función del tipo de plaga y el nivel de infestación del espacio, necesitarás realizar un tratamiento u otro tanto de los animales como del recinto. Si vas a limpiar y desinfectar la zona afectada, no olvides utilizar los elementos de protección adecuados como mono, gafas o guantes para evitar el contacto con los productos químicos.