Archivos

Para la producción de cualquier instalación ganadera es importante mantener a los animales en un entorno saludable, para ello, es necesario realizar revisiones y desinfectar la nave o granja periódicamente para eliminar las bacterias, los hongos y otros elementos que pueden afectar a la salud de tu ganado.

Hoy os hablamos sobre una de las enfermedades más comunes que afecta al ganado bovino: la mastitis. En este post os contaremos cómo detectar sus síntomas y cómo podéis prevenir la mastitis en vuestros animales.

Tipos de mastitis en el ganado bovino y sus síntomas

Entre las enfermedades que afectan a tu ganado bovino podemos diferenciar las afecciones generalizadas, enfermedades del sistema digestivo, trastornos metabólicos, enfermedades del aparato respiratorio… Existen un gran número de afecciones que pueden afectar a tu ganado bovino, por ello te resumimos las características de algunas de las enfermedades más comunes que encontramos en el ganado adulto:

Mastitis: es la inflamación de la glándula mamaria provocada por bacterias que consiguen alcanzar los alveolos mamarios de la ubre, donde se produce la leche. Afecta más a las vacas de mayor edad y también a aquellas que tienen una mayor producción. Generalmente está provocada por una mala higiene o prácticas incorrectas durante el ordeño de los animales. Existen dos tipos de mastitis; la subclínica y la clínica:

La mastitis subclínica no se puede detectar a simple vista, es necesario realizar un análisis en la leche para reconocer la enfermedad, a veces puedes intuir si un animal está afectado porque la vaca reduce su producción normal. Para combatirla, el animal produce leucocitos o células de defensa que llegan también a la leche.

La mastitis clínica se produce tras pasar por la etapa subclínica, y cuando el animal no es capaz de eliminar las bacterias, la ubre se inflama. Los cuartos afectados se enrojecen y las vacas afectadas no se dejan ordeñar debido al dolor. Esta enfermedad puede apreciarse también en la leche, si finalmente puedes ordeñar a un animal afectado, es probable que la leche tenga un tono rosado o grumos amarillentos, además de un olor desagradable.

Tratamiento para la mastitis

Cuando detectes la mastitis en alguno de tus animales, es indispensable contactar con un veterinario para que evalúe el estado de la enfermedad y te indique los pasos y el tratamiento a seguir.

Generalmente, para la mastitis subclínica se recomienda aumentar las medidas de higiene en la granja, especialmente durante el ordeño para que el animal pueda eliminar la bacteria. Si realizas el ordeño con las manos recuerda que debes lavarlas bien antes de ordeñar, ya que son una de las principales fuentes de microbios en granjas tradicionales.

En el caso de la mastitis clínica se suele inyectar oxitocina unas horas antes del ordeño para facilitar la bajada de la leche afectada y permitiendo que el antibiótico actúe mejor. Se recomienda inyectar el antibiótico a la vaca, además de colocarlo por el pezón. Para ayudar a la vaca a eliminar la bacteria habrá que ordeñarla, le procedimiento empieza por ordeñar los cuartos sanos y después los afectados con mastitis. Es importante tener cuidado, ya que el animal tendrá dolor durante el proceso, cuando termines tendrás que desinfectar los cuartos afectados con alcohol o yodo, inyectar el antibiótico y masajear la zona para distribuir la medicina.

Cómo prevenir la mastitis en tu ganado

La higiene es imprescindible para evitar que la mastitis afecte a tu ganado. Hay que mantener los utensilios y manos limpias durante el ordeño. También se recomienda limpiar la ubre con abundante agua antes de ordeñar y desinfectarla después con yodo.

Otro factor importante es mantener limpia tu nave ganadera, una tarea que resulta sencilla si utilizas los productos adecuados y conoces los pasos a seguir. En el siguiente vídeo te contamos cómo puedes limpiar tu granja en sencillos pasos con el detergente Previo Quat.

Debes realizar este tipo de limpiezas periódicamente. Empieza cubriendo la maquinaria y utilizando un equipo de protección antes de la aplicación del producto. Prepara el detergente y realiza su aplicación desde abajo hasta la zona más alta de la nave, cubre todas las paredes y máquinas. Una vez repartido el detergente, enjuaga la instalación con agua a presión, desde las zonas más altas a las más bajas.

Ahora que conoces los síntomas, revisa el estado de tu ganado y evita enfermedades como la mastitis realizando una correcta limpieza de tus instalaciones y ordeñando a los animales de manera adecuada.