Archivos

Sanitas es nuestro desinfectante más veterano, después de Zotal, y fue registrado por primera vez en 1999, siendo el primer producto en el mercado español en sustituir totalmente el formaldehido y glioxal presentes en otros formulados por glutaraldehido. Esta fórmula presentaba grandes ventajas en cuanto a la seguridad del producto para usuarios y animales además de mejorar la eficacia.

Posteriormente, en 2003, se realizó otra modificación del formulado sustituyendo al amonio cuaternario de primera generación que se incluía en la fórmula original, cloruro de cocoalquil bencil amonio, por otro amonio de cuarta generación, el didecil dimetil cloruro de amonio, que aportaba capacidades de biodegradación, eficacia, y resistencia a aguas duras y materia orgánica muy superiores al producto anterior.

Sanitas Forte Vet supera su tercera renovación

Tras 17 años en el mercado, Sanitas Forte Vet ha superado varias renovaciones de su registro, y ha debido aportar con cada evaluación las pruebas de eficacia cada vez más exigentes que el marco legislatorio europeo marca para los desinfectantes. En este sentido, los ensayos han pasado de realizarse como suspensión al tratamiento de superficies inoculadas con los microorganismos patógenos, y se han reducido las temperaturas de ensayo y aumentado las concentraciones de materia orgánica para simular de manera más realista las condiciones encontradas en la práctica.

Este año el producto ha superado su tercera renovación aportando ensayos de eficacia realizados según las normas EN 13697 y EN 14349 a las concentraciones habituales de uso. Por otra parte, el producto superó la norma EN 14675 demostrando su actividad virucida incluso frente a surrogados de la fiebre aftosa, y su eficacia frente a Salmonella a concentraciones del 0,25% con la norma EN 1276, para patógenos alimentarios.

La norma EN 14349 es en la actualidad la norma de referencia para los desinfectantes de uso ganadero. Aplica unas condiciones de uso muy restrictivas, con 10º C de temperatura y una elevada de presencia de materia orgánica, en forma de 10 g/l de albúmina sérica bovina y 10 g/l de extracto de levadura. Recoge tanto bacterias gram positivas como gram negativas de interés veterinario, como son Staphylococcus aureus, Pseudomonas aeruginosa, Proteus vulgaris y Enterococcus hirae. Los resultados de la prueba muestran la diferencia de sensibilidad a los desinfectantes entre los diferentes microorganismos, con E. hirae y S. aureus siendo eliminados completamente a partir de concentraciones del 0,1%, P. vulgaris a partir de 0,25% y P. aeruginosa requiriendo un 0,5% de concentración para ser eliminada.

Es importante recordar en la aplicación de los desinfectantes que el uso de la dilución adecuada es vital para la calidad de la desinfección, y se debe tener siempre en cuenta al organismo más resistente que se considere pueda estar presente como factor limitante.