Archivos

 

La sarna es una de las enfermedades que pueden extenderse con mayor facilidad en las explotaciones cunícolas. Una infestación de los ácaros causantes de  esta enfermedad puede afectar muy negativamente a los resultados de la granja, ya que tiene un alto impacto en la salud y bienestar del conejo. En este artículo encontrarás cuáles son los síntomas y tratamiento de la sarna en conejos, lo que te permitirá actuar de forma rápida en caso de aparición de la enfermedad, y lo que es más importante… cómo prevenirla.

Sarna en conejos: qué es

La sarna es una enfermedad de la piel causada por ácaros extremadamente contagiosa, por lo que se extiende rápidamente en granjas cunícolas. Se trata además de una enfermedad zoonótica, es decir, que puede ser transmitida a los humanos. Tan sólo estos dos factores dan una idea acerca de su importancia.

Síntomas y tratamiento de la sarna en conejos

Detectar los síntomas

Los síntomas de la sarna en conejos varían dependiendo del ácaro causante. Por regla general podremos detectar anomalías en la piel y pelaje, picor y apatía. El rascado continuo por el picor hace que el conejo empeore sus heridas, sangrando y supurando por las grietas de la piel. Los ejemplares en los que la enfermedad esté avanzada pueden padecer anemia e incluso fallecer.

Concretamente, y atendiendo a la especie de ácaro, podemos clasificar la sarna en los siguientes tipos:

Sarna auricular o psoróptica

Producida por ácaros del género Psoroptes. Se trata de un parásito de mayor tamaño, por tanto visible, y que se aloja en el pabellón auditivo. El conejo afectado presenta los siguientes síntomas:

  • Picor.
  • Generación en exceso de cerumen.
  • Mal olor.
  • Costras.
  • Otitis.

Sarna corióptica

Provocada por el Chorioptes cuniculi. Este ácaro se aloja también en las orejas y los síntomas son igual que los anteriores, aunque con mejor intensidad.

  • Picor.
  • Exceso de cerumen.
  • Mal olor.
  • Costras.
  • Posibles otitis.

Sarna dermodéctica

Causada por Demodex cuniculi que se aloja en las capas profundas de la dermis. Los síntomas son:

  • Engrosamiento de la piel.
  • Caída del pelo.
  • Lesiones en orejas, cuello y cara.

Sarna notoédrica

Es similar a la clásica sarna sarcóptica, sólo que la afección se concentra en la cabeza del conejo. Es producida por Notoedres Cali.

  • Prurito.
  • Pérdida de pelo.
  • Mal olor.
  • Costras alrededor de ojos, nariz, boca y orejas.
  • Agrietamiento de la piel y sangrado.

Sarna sarcóptica

Es producida por el ácaro Scabiei sarcoptes, también conocido como arador de la sarna ya que la hembra de este animal excava túneles en la piel depositando sus huevos. Los síntomas son:

  • Picor intenso.
  • Pérdida de pelo.
  • Mal olor.
  • Costras de color blanco a beige alrededor de los ojos, nariz, boca y orejas. También posiblemente en los dedos.
  • Sangrado por grietas en la piel, con el potencial riesgo de infección de las heridas.

Tratamiento de la sarna en conejos

En el caso de detectar los síntomas el veterinario de la explotación puede realizar un examen para determinar la tipología de sarna. En función del resultado puede prescribir medicamentos como la ivermectina, moxidectina o selamectina, que serán suministrados en las dosis y bajo la frecuencia que determine.

Imagen de conejos | Prevención, síntomas y tratamiento de la sarna en conejos | Zotal

Prevención de la sarna en conejos

Dado el minúsculo tamaño de los ácaros estos pasan desapercibidos a la vista, por lo que su presencia se evidencia cuando se desencadena la enfermedad. Para evitar los daños que produce la misma y garantizar el bienestar de nuestros animales es primordial efectuar labores de prevención.  Para prevenir su aparición podemos llevar a cabo los siguientes pasos:

  • Higienización de la granja: la limpieza de las instalaciones es importante para eliminar restos de pelo y materia orgánica. Además es un paso importante previo a la desinfección y desinsectación, ya que permite que estos productos penetren eficazmente. Para llevarla a cabo puedes emplear un detergente de uso veterinario, como Previo Quat.
  • Desinfección de los espacios: una vez limpios procedemos a la desinfección. Un desinfectante de amplio espectro, como Sanitas Forte Vet, está indicado para distintos tipos de instalaciones y elimina además los malos olores.
  • Desinsectación: aplicaremos periódicamente insecticidas-acaricidas para evitar la presencia de estos insectos. Podemos elegir insecticidas de amplio espectro, como Arpon G, que elimina insectos voladores y ácaros o Arpon Diazipol, muy eficaz frente a insectos rastreros.
  • Baños con ectoparasiticidas: entre las medidas de prevención podemos establecer el baño o pulverizaciones periódicas con productos autorizados.