Archivos

La creciente tecnifi­cación de las explotaciones ganaderas y la profesionalización de este sector han enfrentado a los ganaderos al reto de conseguir una mejor productividad de su explotación a la vez que mantiene unas prácticas respetuosas con el entorno que les rodea.

Con el aumento del comercio internacional de animales y los cada vez mayores vínculos comerciales entre los países, la protección de los animales frente a enfermedades de gran capacidad de propagación es una necesidad para salvaguardar la práctica de la ganadería.

El sistema “todo dentro-todo fuera”, se trata de que cuando finaliza el ciclo productivo en una nave, ésta se vacía para limpiarla y desinfectarla antes de la llegada de un nuevo lote. Es un sistema utilizado para reducir el riesgo de propagación entre las distintas aves, consiguiendo así un rendimiento máximo de estos animales. Normalmente las aves de este sistema tienen la misma edad y procedencia.

Una vez todas las aves están fuera de la explotación es cuando comienza la limpieza y desinfección de las instalaciones.

La limpieza ha de realizarse lo antes posible después del abandono de las aves de estas instalaciones. El fin de la limpieza es eliminar materia orgánica. Es recomendable utilizar detergentes concentrado y específicos para instalaciones ganaderas, por lo que aconsejamos PREVIO ya que actúa enérgicamente sobre la suciedad adherida a la superficie, dejando las superficies tratadas libres de materia orgánica. Este producto puede ser aplicado mediante cepillado, por inmersión, por pulverización o utilizando aparatos de lavado a presión. Tras dejarlo actuar unos minutos se debe aclarar la superficie con agua o un trapo húmedo.

Una vez la limpieza se ha terminado el siguiente paso es la desinfección, este se debe a que algunos desinfectantes no son efectivos en presencia de suciedad o materia orgánica, esto último es difícil conseguir en muchos casos, por lo que aconsejamos para desinfectar las instalaciones el uso de SANITAS FORTE VET, ya que es un producto que asegura la acción desinfectante inmediata e intensa frente a virus, bacterias y hongos, incluso en presencia de materia orgánica. Es un producto versátil por su compatibilidad con todo tipo de materiales. La aplicación de este desinfectante puede llevarse a cabo mediante frotamiento o por pulverización, siendo igualmente eficaces en ambas formas, además puede ser utilizado para la desinfección terminal de instalaciones por nebulización, es decir, desinfección aérea. Es necesario que el producto se deje secar o permitir su acción mínimo durante 15 minutos.

Cuanto más tiempo queden libres las instalaciones, la limpieza y desinfección será mejor. Se debe llevar un registro de utilización de los productos de limpieza y desinfección, en el que se anote la información precisa.

Foto Kalbert