Archivos

Si estás pensando en tener una cobaya como mascota, probablemente te estés preguntando cuáles son sus cuidados o las enfermedades más frecuentes a las que tendrías que enfrentarte. Así, en el post de hoy abordaremos los puntos más importantes a tener en cuenta si finalmente decides adoptar o comprar uno de estos tiernos animales.

Características de las cobayas

La cobaya es una especie de roedor doméstico originario de América del Sur. En España se conoce también como cobayo, conejillo de indias o conejo de indias.

Se trata de animales diurnos, es decir, suelen dormir por la noche y estar activos durante el día. Una característica sumamente importante de las cobayas es que son animales sociables y deben estar en compañía de otros de su misma especie. En su estado salvaje, vive en colonias, es lo que se llama un animal gregario: necesita la compañía de otros para vivir feliz. Por eso, si estás pensando en tener cobayas, te recomendamos que sea más de una.

Las cobayas tienen una esperanza de vida mayor que los hámsters, pero menor que los conejos, por lo que por lo general viven entre 5 y 8 años. Este rango depende de varios factores como la raza, los cuidados, su salud o la alimentación que le demos.

Existen muchos tipos de cobaya, clasificándose según su color (unicolor, bicolor, tricolor…) o según la longitud de su pelaje (pelo corto, pelo largo, rizado…).

En cuanto a su alimentación, las cobayas son animales herbívoros 100%, es decir, solo comen vegetales. La dieta perfecta de una cobaya doméstica consiste en una base de heno, que le aporta fibra y frutas y verduras variadas, que completen sus necesidades aportando vitaminas y minerales. La vitamina C, además, es esencial para el correcto desarrollo de estas, por lo que escoger frutas y verduras como kiwis, fresas, cítricos, pimiento o espinacas es lo más adecuado.

Otra opción es alimentarlo con pienso ya preparado específicamente para cobayas, que ya contiene toda la fibra y vitamina C que necesitan para vivir. De todas formas, puedes premiarlos de vez en cuando con vegetales o frutas.

Consejos de higiene para cobayas

Las cobayas, como la mayoría de roedores, son animales que se lavan ellos continuamente. Lo hacen acicalándose y lamiéndose el pelaje varias veces al día. No obstante, debemos conocer sus hábitos y cómo podemos mejorar su calidad de vida.

Limpieza de su jaula

Es fundamental mantener su zona limpia, con comida y agua fresca. Para ello, deberemos limpiar la jaula con una periodicidad de, al menos, una vez por semana. Para garantizar una limpieza total es aconsejable utilizar lejía en todas las zonas interiores y su alrededor. Tras realizar dicha limpieza, sería recomendable utilizar un insecticida como ARPON® Deltasect RTU PLUS con el que tendremos bajo control una amplia gama de insectos como chinches, hormigas, pulgas, piojos, etc.

Cuidados de las cobayas

La salud de las cobayas, siempre que se cuide su alimentación y entorno, suele ser muy buena. Entre los cuidados, destaca la necesidad de realizar ejercicio. Si no lo hace regularmente, corre gran riesgo de tener sobrepeso. Lo mejor es ponerle una serie de recorridos que pueda realizar en su jaula. Por otro lado, es conveniente sacarla de la jaula al menos una vez al día y dejarla correr y jugar por casa, siempre bajo vigilancia.

Enfermedades más comunes en una cobaya

La salud de las cobayas puede llegar a ser muy delicada, por eso es importante que prestemos atención al estado de nuestra mascota. Nuestra responsabilidad como sus dueños es estar informados acerca de las enfermedades para ayudarles en caso de padecer alguna.

Si notas que tu roedor ha dejado de comer y beber, le cuesta respirar, babea o cojea, es posible que tenga alguna enfermedad. Cualquier comportamiento fuera de lo normal es un mal síntoma.

Maloclusión

Esta es una de las enfermedades de las cobayas a las que más dueños se tiene que enfrentar. Se trata de un crecimiento inadecuado de sus dientes, desalineado y excesivo, que le impide comer. Además, puede causarle heridas e infecciones.

Esta enfermedad es necesaria tratarla en cuanto dé síntomas de ello, ya sea limando los dientes o extrayendo los más problemáticos. Si este problema evoluciona, podría impedir totalmente que la cobaya pudiera comer y acabaría muy enferma o muriendo.

Parásitos externos

Parásitos como las pulgas, ácaros o piojos, entre otros, también pueden afectar a las cobayas. Es muy importante que acudas al veterinario en cuando los detectes o a la mínima sospecha, ya que proliferan con enorme facilidad, y pueden poner en grave peligro su salud.

Asimismo, también se puede utilizar productos antiparásitos como PARASITAL® que repele pulgas, garrapatas y mosquitos vectores de enfermedades. Este tipo de producto suele tener una aplicación tópica que protege a la cobaya a la vez que contribuye al cuidado de su piel gracias a fórmulas enriquecidas con aceite de almendras.

Enfermedad respiratoria

Se trata de una enfermedad muy peligrosa, pues puede derivar en una neumonía. Si nuestra cobaya tose, estornuda o tiene mucosidad, lo más probable es que tu cobaya esté resfriada. En ese caso, deberemos acudir al veterinario de inmediato.

Para evitarlo, recuerda no exponer a tu cobaya a corrientes de aire, ambientes demasiado fríos o mojarla. Además, proporcionarle una alimentación rica en vitamina C ayudará a prevenir estas infecciones.

Aspectos importantes a tener en cuenta para que nuestra cobaya esté saludable

Como ya hemos comentado anteriormente, para prevenir las enfermedades en las cobayas y evitar el contagio, lo más importante es conocer los cuidados básicos y mantener la jaula limpia. Aunque a muchos pueda parecerle una tontería, si tienes alguna herida en las manos, es mejor que avises a otra persona o uses guantes. La prevención de enfermedades en nuestras mascotas va en sincronía con el compromiso y responsabilidad que los dueños tengan con ellas.