Archivos

Según la Organización Mundial de la Salud, “la fiebre Chikungunya es una enfermedad vírica transmitida al ser humano por mosquitos infectados. Además de fiebre y fuertes dolores articulares, produce otros síntomas, tales como dolores musculares, dolores de cabeza, náuseas, cansancio y erupciones cutáneas”.Quizá no te parezca una dolencia conocida. Sin embargo, su nombre adquirió bastante notoriedad en octubre de 2014. En aquella época, la enfermedad se había estado expandiendo por América, sobre todo en las zonas más cálidas. Por ello, proliferaron los artículos y reportajes sobre la enfermedad, como éste de Planeta Futuro.

No obstante, la enfermedad sigue siendo una realidad a día de hoy en muchos países de África y Asia. Por ello, hemos elaborado esta información que te ayudará a conocerla con mayor profundidad.

¿Qué es el Chikungunya?

La fiebre Chikungunya es una dolorosa enfermedad. Prolifera, sobre todo, en África, aunque también en el sur de Asia. Su nombre, en idioma tanzano, significa “hombre doblado”. Se trata de una enfermedad que no tiene cura. Los medicamentos para tratarla se destinan principalmente a calmar los síntomas que produce. Por ello para evitar su contagio, la prevención cobra un papel muy relevante.

En 1952 fue la primera vez que se describió la enfermedad, tras un brote registrado en Tanzania. Desde entonces, se ha registrado su presencia en más de 60 países de África, Asia, América e, incluso, Europa.

El responsable de esta dolorosa fiebre es “un virus ARN del género alfavirus, familia Togaviridae”. Los dolores que provoca suelen ser de carácter articular y muy debilitantes. En general, desaparecen a los pocos días aunque en ocasiones puede durar semanas o, incluso, convertirse en una enfermedad crónica.

¿Cómo se contrae la fiebre Chikungunya?

Al igual que ocurre con otras enfermedades, la fiebre Chikungunya se transmite por la picadura de un insecto, más concretamente de un mosquito. De entre toda la familia de los culícidos, es el Aedes aegypti el que porta el virus del Chikungunya.

Este mosquito es también el responsable del contagio de otras enfermedades víricas como el dengue, la fiebre amarilla, la fiebre de Zika o el virus Mayaro. De hecho, algunos de los síntomas de la fiebre Chikungunya son parecidos al zika o al dengue, pudiéndose incluso confundir.

Tras la picadura de un mosquito infectado, la enfermedad suele aparecer entre los 4 y 8 días posteriores. En ocasiones puede ser incluso antes o incluso hasta sobrepasar la docena de días.

La prevención, la clave para evitar la fiebre Chikungunya

Puesto que no existe tratamiento para combatir el virus que provoca la fiebre Chikungunya, el control de la enfermedad y su prevención se hacen esenciales.

Control

En países donde prolifera el mosquito responsable del contagio, el control se centra sobre todo en los depósitos de agua. Con ello se pretende evitar posibles plagas, ya que es en el agua estancada donde crían estos insectos.

Prevención

En cuanto a la prevención personal, existen algunos consejos clave. Sobre todo para quienes tengan pensado viajar a países de donde es originario el Aedes aegypti y, por tanto, se multiplican las posibilidades de contagio.

El Aedes aegypti es, precisamente, el mosquito sobre el que está testada la efectividad de uno de los productos de ZOTAL®. En concreto, nos referimos a nuestra pulsera anti-mosquitos para uso humano Parasital.

Nuestra pulsera Parasital te protegerá hasta cuatro semanas. No necesita aplicar líquidos y es resistente al agua. Su gran efecto repelente de mosquitos los mantendrá alejados de un modo eficaz. Sólo tienes que colocártela en la muñeca o en el tobillo.

Recuerda que este tipo de protección no sustituye a las vacunas u otras medidas de bioseguridad que te recomienden los organismos oficiales.