Archivos

La pezuña es una uña muy desarrollada que cubre los dedos de los animales ungulados, es decir, aquellos que apoyan solo el extremo de sus dedos para caminar. Está compuesta por queratina y pueden ser hendidas o impares.

Estructura de la pezuña

La pezuña básica consta de 4 partes fundamentales:

El casco

Es la parte exterior que rodea a la pezuña. Consta a su vez de 4 estructuras o capas que, de fuera a dentro serían:

  • El rodete perióplico: que es la capa externa protectora que recubre los cascos saludables y le aportan su característico barniz brillante.
  • La pared: estructura tubular de mayor dureza que cumple una importante función de soporte. Está entrelazada con el corión por un sistema laminar.
  • La palma: es la estructura córnea que sirve de apoyo y protección del corion palmar. La unión entre pared y palma se denomina “línea blanca”.
  • El talón o bulbo es una zona de estructura córnea más blanda cuya función, junto con la almohadilla, es de amortiguación en el apoyo del animal.

El corión

El corión está formado por un sistema capilar compuesto por shunts arterio-venosos que facilitan el retorno venoso y la evacuación del exceso de presión en el apoyo. La inflamación y las roturas vasculares que pueden producirse en esta parte de la pezuña pueden llegar a dañarla causando una enfermedad conocida como laminitis.

El tejuelo o tercera falange

El tejuelo transmite la fuerza del animal a la pezuña. Se encuentra pegado a la superficie interna de la pared del casco y reparte el peso alrededor de la misma con el fin de cargar el mínimo de presión sobre la zona palmar que es menos resistente. Cuando se produce una inflamación del tejuelo su efecto suspensorio queda anulado llegando a hundirse sobre la palma pudiendo llegar a causar daños con la apófisis del tendón flexor, su parte más prominente.

El tendón flexor

El tendón flexor realiza una importante función de soporte en los animales. Puede verse afectado por infecciones en la inserción que conllevarían una pérdida de la funcionalidad de la pezuña.

Veamos los distintos tipos de pezuñas y qué animales las tienen.

Pezuñas Hendidas

Los animales que tienen un número par de pezuñas en las que dos se presentan mucho más desarrolladas se denominan artiodáctilos. Tal es el caso del ganado ovino, caprino y vacuno, el cerdo, el venado y el camello.

En el caso de las pezuñas hendidas el casco se encuentra dividido en dos segmentos. Cada uno se corresponde con un dedo del pie que se encuentra claramente dividido y que, aunque muy limitado, pueden tener cierto movimiento independiente.

Pezuñas Impares

Caballos, asnos, cebras, rinocerontes y tapires tienen un número impar de pezuñas en cada pie y se les denomina perisodáctilo. En el caso de los équidos sólo conservan una pezuña, la correspondiente con el tercer dedo.

El cuidado de las pezuñas en el ganado

Mantener las pezuñas del ganado en buenas condiciones es fundamental para que los animales puedan pastar de forma adecuada y no vean mermada su funcionalidad, manteniendo de esa manera un buen estado general.

Por esta razón, las pezuñas deben ser examinadas y arregladas de forma periódica evitando un crecimiento excesivo.

cuidado de pezuñas

Debemos tener en cuenta que las pezuñas son como nuestras uñas, por lo que crecen continuamente. Ahora bien, si no se desgastan lo suficiente al caminar el animal, deben ser acortadas. Habrá que tener en cuenta, además que, si vivimos en una zona húmeda, el contacto de la pezuña con el suelo húmedo puede provocar infecciones que deriven en una infección que cause dolor y cojera en los animales.

Unas pezuñas en mal estado pueden provocar que los animales no se alimenten convenientemente o que, en el caso de los machos, no cubran a las hembras.

Para cortar las pezuñas es necesario contar con un objeto afilado como unas tijeras de cortar pezuñas. Deberemos ir quitando poco a poco las partes de la pezuña que haya crecido en exceso. Con cuidado de no provocar sangrado ni recortarla demasiado, puesto que se podría quedar al descubierto la parte más blanda y que se produzca una infección. Una vez cortada la pezuña se utiliza una lima para suavizar el borde. Lo más útil es contactar con podólogos especialistas que preparan las pezuñas y cascos de nuestros animales para evitar lesiones de las extremidades y complicaciones posteriores

En Zotal contamos con productos como el PREVIO® PDR especialmente diseñado para el cuidado de las pezuñas del ganado. Su combinación de ingredientes endurecedores y astringentes penetra en las pezuñas proporcionándoles un tratamiento completo y eficaz para el mantenimiento de las propiedades fisiológicas y la prevención de afecciones en las pezuñas. Está especialmente indicado para el ganado ovino, caprino, equino y vacuno.

Cómo cuidar las pezuñas de los caballos

cuidado de pezuñas

El cuidado de las pezuñas o cascos en los caballos requiere un trabajo constante puesto que es la zona que soporta todo el peso del cuerpo del equino. Para que un caballo pueda correr o galopar sin molestias necesita contar con unos “pies” en perfecto estado.

Para ello, la limpieza diaria constituye uno de los principales aliados para que el animal cuente con unos cascos saludables. Es aconsejable revisarlos antes y después de la monta con el fin de detectar cualquier anomalía.

Unas buenas condiciones de limpieza del establo también contribuirán a evitar posibles infecciones. Para ello puedes utilizar detergentes como PREVIO® Quat con una gran capacidad de arrastre sobre la materia orgánica de la zona. Tras la limpieza, puedes utilizar un producto desinfectante como Zotal® Z dejando el establo en perfectas condiciones para proteger las pezuñas de tus caballos.

Además de las condiciones del establo, el control de la humedad y una buena alimentación son imprescindibles para cuidar los cascos.

El herraje y el recorte de los cascos deberán ser realizados por un especialista con una periodicidad adecuada según el trabajo que efectúe cada caballo y su edad.

¿Qué hacer cuando se producen lesiones en las pezuñas?

Infecciones y enfermedades de las pezuñas pueden provocar cojeras y otros problemas en el ganado que llegan a afectar a su rendimiento y producción. En el caso del ganado vacuno lechero, este tipo de afecciones se considera un problema endémico llegando a afectar a entre un cuarto o tercio de toda la población de vacas lecheras a nivel mundial.

Existen muy pocos protocolos para el tratamiento de las lesiones y enfermedades de las pezuñas, por lo que la mayoría de los especialistas hacen hincapié en la importancia de su prevención a través del cuidado y la revisión continuos.

Desde Zotal esperamos que esta información haya sido de tu interés. Te invitamos a compartirla y a seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, y nuestro canal de YouTube.