Archivos

Desde hace muchos años, se ha estudiado la equinoterapia y sus beneficios. La equinoterapia es la terapia en la que se emplean caballos. Es una terapia asistida por profesionales de forma integral para tratar problemas físicos, psíquicos, sensoriales y de comportamiento.

Además del trato con el propio animal, otra de las cosas que más atrae a los terapeutas es que este tipo de terapia suele realizarse al aire libre. En general, es un ambiente muy estimulante, con multitud de texturas, colores y sensaciones que ayuda al sistema sensorial y cognitivo de la persona.

Hay que destacar que, para aprovechar al máximo los beneficios de la terapia con caballos, es necesaria una implicación por parte del paciente y su familia. Se debe convertir en un hábito, no solo en una terapia.

Tipos de terapia con caballos

tipos de equinoterapia

La equinoterapia no es una terapia única, sino que hay varios tipos en función de las necesidades de la persona. Hay que tener en cuenta que los diferentes tipos de equinoterapia que existen dependen de las capacidades físicas de los pacientes.

En un primer escalón, se encuentran aquellas que son básicas y en las que menos movimiento corporal se necesita. Se irá aumentando de forma progresiva en función del control que tenga sobre su propio cuerpo, siendo el último escalón las terapias donde el paciente domine su sistema locomotor.

 Algunos de los principales tipos son:

  • Hipoterapia. En este caso, es la terapia que está destinada a aquellas personas que sufren una grave discapacidad física. No pueden montar a caballo ni realizar muchas acciones con él.
  • Monta terapéutica. Las personas que se benefician de este tipo de terapia pueden realizar alguna acción sobre el caballo, como cepillarlo, darle de comer, acariciarlo o montar encima sin moverse.
  • Volteo adaptado. El paciente puede montarse a caballo, pero debe ser un especialista el que lo maneje.
  • Equitación adaptada. En este último caso, es la equitación propiamente dicha, aunque se pueden realizar adaptaciones para el jinete.

Además, dentro de la propia equinoterapia, se puede distinguir entre una terapia pasiva y una terapia activa. En la pasiva, el paciente no ejerce ninguna acción sobre el caballo. En este caso, suele ir acompañado de un terapeuta que va montado detrás para controlar al caballo. En cuanto a la terapia activa, a la monta se le suma la ejecución de ejercicios neuromusculares.

Equinoterapia: beneficios

terapia con caballos

La utilización del caballo puede ser muy beneficiosa para personas con patologías que sufren alguna discapacidad en su aparato locomotor. También está indicada para discapacidades psíquicas.

En el primer caso, para los pacientes con limitación de movimiento, ofrece excelentes resultados gracias a la posición del caballo. Esto se debe al posicionamiento a la hora de montar el caballo y al movimiento que se produce al galopar.

En el segundo caso, cuando el caballo va al paso, transmite vibraciones al cuerpo del jinete y a su cerebro, por lo que fomenta las conexiones nerviosas. En conclusión, con esta terapia, se pretende utilizar los movimientos del caballo para estimular musculatura, huesos y articulaciones.

En general, los principales beneficios de la equinoterapia son:

  1. Psicológicos y cognitivos. Produce mejoras en la autoestima y el control de emociones, así como en la capacidad de atención.
  2. Comunicativos y lingüísticos. Puede aumentar la comunicación oral y gestual, ayudando a articular palabras.
  3. Psicomotores. Ayuda a fortalecer la musculatura y a que se rebajen la cantidad de movimientos incontrolados. Además, mejora los reflejos, la coordinación y el equilibrio.

¿Quién puede beneficiarse de la equinoterapia?

En la actualidad, son muchas las patologías en las que se recurre a la equinoterapia. Entre ellas, se podrían destacar:

  • Parálisis cerebral
  • Autismo
  • Esclerosis múltiple
  • Espina bífida
  • Síndrome de Down
  • Patologías neurodegenerativas
  • Anorexia
  • Enfermedades traumatológicas
  • Enfermedades crónicas
  • Trastornos de comportamiento
  • Adicciones
  • Depresión
  • Estrés
  • Fobias
  • Ansiedad
  • Trastornos del sueño
  • Trastornos por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH)

Principios terapéuticos de la equinoterapia

La equinoterapia, como todas las terapias, es un tratamiento complementario. Por eso, debe ser diseñado y coordinado por un equipo de psicólogos, psicopedagogos, expertos en caballos para terapia y terapeutas ocupacionales

En la terapia con caballos se utilizan los principios terapéuticos que proporcionan los propios animales, como son:

  • La transmisión del calor corporal del caballo
  • La transferencia de los impulsos rítmicos del dorso del caballo al jinete
  • La transmisión de un patrón de locomoción tridimensional equivalente al patrón fisiológico de la marcha humana.

El tratamiento de equinoterapia debe afianzar el contacto del niño o la niña con el caballo, favoreciendo una relación de confianza entre ambos. Al principio, se empieza dándole de comer, cepillándole el pelo y acariciándolo. Poco a poco se establecerá esta relación y, tanto el caballo como el paciente, estarán relajados. Normalmente, la terapia suele tener una periodicidad de una vez a la semana. Por último, es el terapeuta el que debe deben valorar los avances.

5 claves a tener en cuenta a la hora de cuidar caballos

Como se recuerda en el post sobre cómo detectar síntomas en caballos y desinfectar establos, es necesario saber cuáles son las enfermedades más comunes en los equinos y sus síntomas.

 Además, hay que desinfectar los establos para que los caballos estén seguros en el espacio que habitan. Hay que retirar los restos sólidos y desinfectar concienzudamente con los productos adecuados. Por ejemplo, desde ZOTAL os recomendamos el desinfectante Zotal G que además de acabar con los microorganismos, elimina los malos olores del recinto tratado.

Desde Zotal esperamos que esta información haya sido de tu interés. Si quieres recibir en tu email nuestras últimas noticias, ¡suscríbete! Te invitamos a compartir este post y a seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, Instagram y nuestro canal de YouTube