Archivos

La enfermedad del “ojo azul” es una infección que afecta al ganado porcino y que puede representar un peligro para el bienestar del resto de la piara. Conocer los síntomas para poder prevenirla o tratarla es imprescindible a la hora de mantener los protocolos de bioseguridad, así como evitar posibles impactos económicos para la explotación ganadera.

Desde el equipo veterinario de Zotal Laboratorios queremos dar a conocer cuáles son los síntomas de la enfermedad del ojo azul en los cerdos y qué hacer para prevenirla.

¿En qué consiste la enfermedad del ojo azul en los cerdos?

La infección por rubulavirus o enfermedad del ojo azul (EOA) es una dolencia que afecta al ganado porcino y que se caracteriza por síntomas como la encefalitis, las afecciones respiratorias, el fallo reproductivo en los cerdos adultos y la opacidad corneal.

Esta infección está causada por el Rubulavirus porcino (RVP), y ataca principalmente al sistema nervioso del animal, ocasionando alteraciones neurológicas, respiratorias y reproductivas. Aunque el origen es incierto, se identificó inicialmente en la década de los 80 del siglo pasado en México. De ahí, se extendió a otros países de Latinoamérica y otros países asiáticos y de Oceanía, aunque aún no ha llegado a Europa.

Los síntomas pueden llegar a observarse mediante un examen visual y dependerán de la gravedad de la infección y de la edad del propio cerdo. El más evidente es la opacidad corneal caracterizada por uveítis anterior y edema corneal en cerdos de cualquier rango de edad. El periodo de incubación de la enfermedad del ojo azul suele ser de entre 3 y 5 días y se transmite entre la piara a través de las vías respiratorias.

Síntomas de la enfermedad del ojo azul (EOA)

Los cerdos son la única especie afectada conocida, y puede afectar desde la fase de la lactancia hasta la edad adulta.

Síntomas en cerdos lactantes

  • Desarrollo de signos neurológicos agudos.
  • Opacidad corneal.
  • Su pelaje es áspero y suelen estar encorvados.
  • Las posturas utilizadas son anormales para lechones lactantes, caminan con dificultad y se estremecen con frecuencia.
  • En los casos de mayor infección, lagrimean, se les inflaman los párpados y mueven los globos oculares de un lado a otro.
  • Puede llegar a afectar hasta un 65% de la camada, y la mortalidad tras 6 días desde el contagio es muy alta, rozando el 90% de los casos.

Síntomas en cerdos en transición y cebo

  • Al igual que los lechones y los adultos pueden desarrollar un color azulado en las pupilas.
  • Síntomas leves de pérdida de apetito, fiebre, tos y estornudos.
  • En este periodo de edad, los síntomas neurológicos son menos frecuentes.

Síntomas en cerdos adultos comunes

  • Color azulado en los ojos y opacidad corneal.
  • Disminución de la tasa de concepción, abortos y aumento de fetos momificados en las cerdas.
  • Epididimitis, orquitis y baja calidad espermática en cerdos. Además, hasta un 40% de los infectados puede presentar agrandamiento testicular.
  • Anorexia leve.
  • Pueden producirse infecciones persistentes, ya que se han detectado tejido ARN viral en cerdos hasta un año después de padecer la enfermedad del ojo azul.

Diagnóstico de la enfermedad del ojo azul

El hecho más significativo que puede indicar que parte de la piara está afectada por rubulavirus porcino es el característico color azulado en los ojos de los cerdos, así como la afección respiratoria y neurológica en los lechones más jóvenes y el fracaso reproductivo en adultos.

En un brote agudo, el diagnóstico se puede hacer presuntivo a partir de los síntomas mencionados, confirmándolo con pruebas serológicas. Esas pruebas incluyen la inhibición de la hemaglutinación, la neutralización del virus y la inmunofluorescencia indirecta y ELISA.

Medidas preventivas de la enfermedad del ojo azul en los cerdos

La detección precoz de la enfermedad del ojo azul puede evitar que se produzcan situaciones como que toda la piara se vea afectada y suponga un riesgo severo para la explotación ganadera. La implementación de protocolos de bioseguridad ayudará a prevenir esos riesgos y, junto con el cuidado de las instalaciones y la desinfección correcta de las mismas, la salud de los animales tendrá más garantías.

Como medida preventiva es recomendable que, ante la detección de la enfermedad del ojo azul, se notifique ante la Organización Mundial de la Salud Animal (OIE), así como esgrimir el diagnóstico por parte de un veterinario o especialista, que deben seguir las pautas de la legislación local o regional.

Además, al ser el rubulavirus porcino una enfermedad infecciosa, es necesario realizar un proceso de cuarentena en el que se aísle tanto a los cerdos afectados como a los sanos.

La importancia de prevenir las enfermedades en el ganado porcino

Los protocolos de bioseguridad tales como mantener las áreas de la explotación limpia, garantizar la eliminación de residuos en la explotación, proteger los alimentos y depósitos de agua, y realizar programas de limpieza y desinfección a conciencia, son fundamentales para el buen devenir de la granja porcina.

Como responsables de una explotación ganadera, la salud y el bienestar de la piara es fundamental para garantizar la calidad de vida de los animales y del producto posterior para comercializar. Es imprescindible por tanto higienizar todo el recinto, eliminando restos que pueden ser focos de infección para los cerdos.

Si buscas que tus cerdos estén más protegidos ante una posible infección de la enfermedad del ojo azul u otras muchas enfermedades infecciosas, en Zotal Laboratorios contamos con productos como SANITAS® Forte Vet, con gran capacidad para la desinfección inmediata e intensa de explotaciones ganaderas. Si tienes alguna duda o sugerencia, puedes dejarla en los comentarios o seguirnos en las redes sociales de Facebook, Twitter, Instagram y LinkedIn.