Archivos

Detectar las enfermedades de las gallinas a tiempo en ocasiones es el único modo de asegurar su salud, así como que sigan produciendo. Existen enfermedades de tipo víricas, provocadas por bacterias, etc. y en algunas ocasiones incluso pueden afectar al ser humano. Pero ¿cuáles son las enfermedades de las gallinas más comunes? ¿qué sintomatología tienen? ¿cómo se pueden tratar?

Te lo contamos a continuación:

Viruela Aviar

La viruela aviar es una enfermedad vírica que se suele dar comúnmente entre las aves, dicha enfermedad es provocada por las distintas cepas del virus Variola avium, perteneciente a la familia Poxviridae. Su transmisión se da al entrar en contacto con el virus, el cual puede infectar al animal entrando a través de pequeñas heridas en la piel muchas veces causadas por peleas entre las propias aves, o por mucosas de vías respiratorias u oculares que entren en contacto con polvo procedente de las pústulas de un animal infectado. Por último, la enfermedad también puede ser transmitida por insectos hematófagos. Es una enfermedad cuya virulencia puede evolucionar de moderada a grave, teniendo un desarrollo lento. No sólo se da en gallinas, sino también en otras aves domésticas como los pavos, palomas y canarios.

Formas y síntomas de la viruela aviar

Dependiendo de la forma en la que se presente la enfermedad en el animal se puede distinguir entre:

Forma húmeda

Esta forma, también conocida como diftérica es cuando la enfermedad se presenta a través de lesiones en las mucosas de las vías respiratorias y digestivas superiores.

Comienzan a aparecer nódulos blancos opacos o amarillos de las mucosas y se juntan hasta formar una membrana diftérica.

Estas lesiones imposibilitan la ingesta adecuada de alimento por parte del animal, obstruyendo además la respiración. Cuando esta forma se desencadena de forma virulenta tiene una mortalidad de hasta el 50% de las aves, cuyo deceso es causado por asfixia o inanición.

Forma cutánea o seca

Se manifiesta con la aparición de pequeñas protuberancias de color blanco en la cabeza, patas y/o alrededor de la cloaca del animal que se van transformando en costras.

Tratamiento de la viruela aviar

A rasgos generales, esta enfermedad no tiene cura, pudiendo ser paliada mediante antibióticos de cobertura para las infecciones secundarias de las lesiones, siempre por prescripción veterinaria, o aportes de vitamina A.

Es aconsejable el aislamiento de las aves que presenten síntomas con el fin de evitar la propagación.

Gota visceral u urolitiasis aviar

La gota visceral u urolitiasis aviar se presenta mediante una artritis derivada de una insuficiencia renal grave.

El motivo de dicha artritis es la acumulación de uratos en las articulaciones y membranas, inflamando las patas y dificultando el movimiento. Esta acumulación puede venir provocada por muchas causas, desde la deshidratación o una dieta incorrecta a la administración de determinados fármacos.

Esta enfermedad deriva en deformaciones en las extremidades y pueden llegar a aparecer llagas. Existe otra forma visceral, más aguda y con mayor mortalidad, en la que las membranas serosas de la cavidad toracoabdominal se cubren de depósitos de uratos.

Tratamiento de la gota visceral en gallinas

Dicha enfermedad, como la anterior, no tiene cura, pero sí cuidados paliativos.

Se puede modificar la dieta del animal aportando metionina, revisando los niveles de proteína y minerales y favorecer la ingesta de agua.

Piojillos

Los piojillos o ácaros rojos son unos parásitos que, a diferencia de otros, se alimentan chupando sangre del animal, produciendo además un estrés añadido en las gallinas.

Te contamos más información en nuestro post sobre cómo prevenir y controlar el ácaro rojo en las gallinas.

 

Bronquitis infecciosa aviar

La bronquitis infecciosa aviar (IBV) es una enfermedad viral, aguda y muy contagiosa, causada por un coronavirus, cuya afección se centra en el sistema respiratorio de las aves. Esta enfermedad se transmite mediante contacto directo con otras aves infectadas de forma directa, a través de las heces o por una mala higiene.

Algunos de los síntomas de la bronquitis infecciosa aviar son:

  • Estornudos
  • Lagrimeos constantes
  • Disnea
  • Tumefacción de la cabeza
  • Reducción del peso
  • Sofocación

¿Cómo curar la bronquitis infecciosa aviar?

La bronquitis infecciosa aviar no tiene cura como tal. Los tratamientos que se usan son para el alivio de los síntomas y control de los mismos pero que no están destinados a la eliminación del virus. Es muy importante la prevención a través de medidas de correcta bioseguridad.

La prevención y el control de esta enfermedad se realiza mediante dos tipos de vacunación:

  • Vacunas vivas (virus debilitado)
  • Vacunas inactivadas (virus muerto)

Enfermedad de Newcastle o pseudopeste aviar

La enfermedad de Newcastle es una enfermedad vírica con alto grado de contagio y mortalidad variable, que afecta a numerosas especies de aves.

Su sintomatología se caracteriza por apatía, interrupción en la puesta de huevos, temblores, estornudos, espasmos, diarreas verdosas o torcedura del cuello.

No se ha desarrollado un tratamiento contra la enfermedad de Newcastle, por ello la única forma de paliar el efecto de esta enfermedad es el aislamiento inmediato de las aves infectadas ya que dicha enfermedad es peligrosa tanto para aves como para humanos al poder ser transmitida a éstos. Por último, es importante evitar el contacto de nuestras aves domésticas con aves silvestres como tórtolas, gorriones o estorninos, pues son vectores de la enfermedad.

Cólera Aviar

Al igual que la anterior, el cólera aviar es también una enfermedad contagiosa y mortal causada por Pasteurella multocida, aunque si se trata de forma temprana con antibióticos apropiados se pueden paliar los efectos de la misma.

Es una enfermedad difícil de acotar ya que una gallina un día puede estar sana y al día siguiente aparecer muerta.

Los síntomas de esta enfermedad son:

  • Goteo nasal
  • Pérdida de apetito
  • Inflamación de las articulaciones
  • Cojera
  • Plumas revueltas

Si algún ejemplar presenta estos síntomas es aconsejable acudir a un veterinario y, si se confirma la enfermedad, proceder a sacrificar al ejemplar.

Gripe aviar o influenza aviar

La gripe aviar o influenza aviar en gallinas está causada por el virus de la influenza aviar del tipo A.

Las aves infectadas por este virus pueden transmitirlo mediante la saliva, las secreciones nasales o las heces. Como casi todas las enfermedades víricas, carece de tratamiento, por lo que se pueden hacer vacunaciones en las áreas en las que esta actuación está autorizada. Como en el caso de la enfermedad de Newcastle la transmisión por contacto con aves silvestres, en este caso las aves acuáticas, es frecuente, pues son el reservorio natural de la enfermedad.

 

Coriza infecciosa aviar

La coriza infecciosa es también conocida como moquillo en aves y se trata de una infección en las vías respiratorias superiores. Dicha afección está provocada por la bacteria Avibacterium paragallinarum y se puede contagiar mediante contacto directo o indirecto. Es habitual en aves adultas.

Algunos síntomas de esta enfermedad son:

  • Secreción nasal y ocular
  • Hinchazón en la cara por acumulación de líquido
  • Sacudir y rascarse la cabeza
  • Diarrea
  • Letargo
  • El ave deja de comer y beber

 

Tratamiento de la coriza infecciosa o moquillo en aves

Esta enfermedad se combate mediante antibióticos y se puede prevenir con una vacuna.

Es importante que en su diagnóstico no sea confundida por el cólera aviar o la falta de vitaminas, para ello es aconsejable acudir a un veterinario y realizar pruebas de laboratorio.

Sinusitis infecciosa

Dicha afección se caracteriza por afectar a otras aves de corral a parte de las gallinas. Se manifiesta mediante estornudos, secreción nasal y, en ocasiones, mediante tos, problemas respiratorios e hinchazón en ojos y senos nasales.

El tratamiento de la sinusitis infecciosa se realiza con antibióticos ya que se trata de una enfermedad causada por una bacteria, Mycoplasma gallisepticum.

Histomoniasis aviar

Es una enfermedad protozoaria causada por Histoma meleagridis. Las gallinas pueden ser portadoras sanas de la enfermedad.

Sus vectores son los insectos y nematodos, principalmente Heterakis gallinarum.

La histomoniasis aviar se manifiesta con diarreas acusadas y úlceras hepáticas que acaban afectando a la circulación de la sangre ocasionando cianosis, por este motivo también se la conoce como enfermedad de la cabeza negra en pavos.

 

Enfermedad de Marek

Es una enfermedad vírica neoplásica causada por un herpesvirus. Se presenta con la presencia de linfomas en las células T e infiltraciones en nervios y órganos por linfocitos.

Hay tres cuadros clínicos de esta enfermedad:

  • Nervioso
  • Visceral
  • Cuello flácido

Es rutinario vacunar contra esta enfermedad debido a su elevada prevalencia a nivel mundial. El virus es muy resistente en el medio ambiente, por lo que es fundamental una correcta limpieza y desinfección de las instalaciones.

¿Cómo influye el estrés en las enfermedades de las gallinas?

elestrescomounadeenfermedadesdelasgallinas

Las gallinas son aves de costumbres, es decir, están acostumbradas a una rutina y a que sus alimentos se le proporcionen a una hora, de una forma y en un lugar determinado.

Cuando existe una variación de esto, las gallinas pueden experimentar diarreas, respiración irregular u otros signos que, siempre que se contraste que no se deben a otro tipo de enfermedad, se pueden asociar con el estrés que puede desencadenar en un descenso de la producción.

 

¿Qué enfermedades de las gallinas pueden afectar a los humanos?

Existen algunas enfermedades de las gallinas que pueden afectar al ser humano, sobre todo a mujeres embarazadas y ancianos.

Una de éstas es, por ejemplo, la enfermedad de Newcastle que en el humano se manifiesta como una conjuntivitis leve.

Con el fin de evitar que esto suceda mantener una higiene adecuada resulta determinante.

Desde Zotal esperamos que esta información haya sido de tu interés. Te invitamos a compartirla y a seguirnos en nuestras redes sociales: Facebook, Twitter, y nuestro canal de YouTube.